Par de exrectores ladrones de la UAN, también saquearon Tepic y deben ir a la cárcel

Francisco Javier Castellón Fonseca y Alberto Rivera Domínguez, salieron millonarios del ayuntamiento tras los robos descarados a las arcas municipales dejando una ciudad devastada… igual como dejaron en sus respetivos periodos a la Universidad Autónoma de Nayarit.

Los exrectores de la máxima casa de estudios se juntaron para robar también en el ayuntamiento de Tepic, y tal como dejaron a la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), así dejaron a la ciudad más importante de Nayarit, toda devastada, saqueada.

En efecto, el aún todavía presidente municipal, Francisco Javier Castellón Fonseca y el por unas horas tesorero de Tepic, Alberto Rivera Domínguez, se lucieron robando a manos llenas cuales viles cuatreros y operando como toda una banda de maleantes que, como en las películas, juntan sus talentos para llevar a cabo un crimen.

Publicidad

Así los exrectores de la UAN, se reunieron con sus allegados, a los que colocaron en las direcciones de las diferentes áreas de la administración municipal para comenzar a saquear el dinero que debió haberse invertido en servicios públicos.

Ambos nefastos sujetos, sin el más mínimo pudor, tomaron lo que no era suyo para beneficiarse en lo particular, desde desvíos de vales de gasolinas, pasando por el pago de facturas de empresas fachada, inversiones millonarias en compras de material consumible, cobros de diezmos a constructores y proveedores y un sinfín de raterías que, paulativamente, irán saliendo a la luz pública con la llegada de la nueva administración municipal.

Como recordaremos, desde que salió de rector de la UAN, el ratero de Alberto Rivera Domínguez, al igual que Francisco Javier Castellón Fonseca, la universidad comenzó a caer en bancarrota, pues fue con ellos con quien se comenzó a abultar la nómina universitaria y se fortalecieron las mafias al interior de esa noble institución que ahora necesita de 4 mil millones de pesos para salir de su grave crisis económica a la que llevaron este par de rufianes.

Publicidad
Francisco Javier «El Maruchan» Castellón Fonseca, Luz María Nárvaez Robles, y Alberto Rivera Domínguez, alcalde de Tepic, la Directora de Comunicación Social y el Tesorero del ayuntamiento.

 

Así, igualito, en éstos últimos cuatro años, tanto Rivera Domínguez, como el Francisco Javier “El Maruchan” Castellón, ahora se unieron para desfalcar las de por si jodidas finanzas de Tepic, quedando solo bien con el sindicato mayoritario, con el que se amafiaron también, pero dejando a la ciudadanía sin los más elementales servicios públicos.

Tepic ahorita es una ciudad devastada, pues el gobierno de estos exrectores perredistas, la dejaron sin un buen servicio de recolección de basura, nunca operó el nuevo relleno sanitario, falla el agua potable en decenas de colonias, las calles están destrozadas, el alumbrado público también está para llorar y en general todo está en pésimas condiciones, preguntándose los ciudadanos en dónde quedaron los casi 8 mil millones de pesos que administraron este par de sinvergüenzas a lo largo de esos cuatro años que estuvieron al frente de esta administración.

Aquí seguiremos sacando todas y cada una de las raterías que hicieron y que podrían llevarlos a la cárcel tal y como se ha hecho ya con otros funcionarios públicos, estatales y municipales. Las pruebas y datos detallados saldrán a relucir en cuanto los nuevos comiencen a abrir la caja de pandora que serán los papeles de la administración municipal.

Publicidad

Noticias relacionadas...

¿Qué te parece esta noticia?