PAN halla cableado y acusa espionaje en el Senado

Acción Nacional pidió la intervención de peritos y una denuncia ante la FGR; otros partidos se solidarizaron.

Un escándalo en el Senado lo llevó a suspender la sesión del pleno, generó la presentación de una denuncia formal ante la Fiscalía General de la República, la apertura de una carpeta de investigación y provocó que, por primera vez, peritos revisaran todas sus instalaciones. Esto porque el Partido Acción Nacional acusó espionaje político y Morena señaló al PAN de montar un burdo montaje para dañar a esa Cámara.

El grupo parlamentario de Acción Nacional denunció desde la tribuna del pleno que encontró un aparato de espionaje en sus oficinas y pidió a la Mesa Directiva que autorizara el ingreso inmediato del Ministerio Público y peritos, a fin de encontrar a los responsables, porque aseguró que se ejerce espionaje político.

Publicidad

De inmediato, todos los grupos parlamentarios cerraron filas con el PAN, incluso Ricardo Monreal expresó que “el grupo parlamentario de Morena se solidariza con el grupo parlamentario del PAN, es inaceptable, es reprobable, y no podemos admitir en este Parlamento ese tipo de prácticas que en el pasado fueron comunes, no lo vamos a admitir”.

A las 14:44 horas, el pleno del Senado discutía la creación de una presea que llevará el nombre del doctor Jesús Kumate, cuando, de pronto, los panistas comenzaron a colocarse en la tribuna. Mauricio Kuri, su coordinador, se colocó al centro y soltó la bomba.

Me acaba de avisar gente de administrativo de mi grupo parlamentario que estábamos siendo espiados y me acaban de entregar estos micrófonos. Yo pensé que era algo que ya había sucedido hace muchos años y que nos habíamos olvidado de eso.

Publicidad

En este momento le estamos entregando, señora Presidenta, una carta para que nos haga favor de hacer llamar al Ministerio Público Federal, que pueda entrar para que empiece a hacer las investigaciones correspondientes”, agregó, mientras mostraba cables hallados en la oficina de juntas del PAN, con etiquetas que muestran su manufactura china.

De inmediato, como movidos por un resorte, los senadores de todos los partidos pidieron a Mónica Fernández Balboa, presidenta del Senado, les permitiera expresar su repudio a estas prácticas, incluso el priista Miguel Ángel Osorio Chong, coordinador de los priistas, exigió explicaciones de las 600 cámaras de vigilancias, que recién compró el Senado.

Recodó que el Senado hizo recientes remodelaciones y alertó que se había roto la confianza necesaria para llegar a acuerdos.

A petición de Monreal Ávila, la presidenta de la Mesa Directiva suspendió la sesión, que se reanudará hasta el próximo martes a las 10 horas, y entonces comenzó una serie de sucesos que por momentos generaron anarquía.

PAN, PRI, MC, PVEM y PRD dieron una conferencia de prensa para repudiar el espionaje.

En tanto, Xóchitl Gálvez alertó que en diferentes conversaciones con personas ajenas al PAN había detectado que tenían información que sólo los panistas conocían. Aunque se le preguntó con quiénes habló y de qué temas, prefirió no entrar en detalles y esperar a que la Fiscalía General de la República la interrogue.

En conferencia, Monreal y sus compañeros de Morena dejaron en claro que tienen sospechas de que todo es un montaje del PAN, porque mostraron unos cables que no comprueban nada, ni hubo resguardo alguno del espacio donde se encontraron. De hecho, en ese momento el PAN mostraba a la prensa el lugar donde encontró las escuchas.

Dijo que los cables y micrófonos que presentaron los panistas en el pleno son arcaicos: “¿Quién creería que con esos equipos se espía en el 2020?”. Incluso se dirigió a camarógrafos de los medios para expresarles que ellos pueden identificar que se trata de equipo viejo.

También criticó que el PAN arrancó los cables, sin esperar al Ministerio Público, porque de esa forma rompió la cadena de custodia.

Monreal Ávila decidió ir a las oficinas del PAN para que le mostraran a los morenistas dónde habían encontrados los cables, pero ahí sólo se generaron gritos y los panistas no permitieron que los morenistas vieran el lugar; Xóchitl Gálvez colocó sellos en las puertas, con sus firmas y después Monreal Ávila colocó su firma.

Mónica Fernández Balboa, acompañada de todos los integrantes de la Mesa Directiva, informó que Felipe de Jesús Gallo, de la FGR, comenzaba las pesquisas. A las 17:00 horas el funcionario de la Fiscalía comenzó a entrevistarse con los senadores de todos los grupos parlamentarios; a las 17:45 llegó el equipo de peritos para recoger todos los indicios, que sin embargo fue altamente contaminada por la presencia de medios de comunicación y legisladores.

Fernández Balboa precisó que la Fiscalía iba a revisar todo el recinto.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Crítica Digital Noticias. Todos los derechos reservados. Copyright 2023.

Publicidad

Noticias relacionadas...

¿Qué te parece esta noticia?