Los Casarrubias, un clan marcado por el narcotráfico y la violencia

Los hermanos Mario, Sidronio, Adán y José Ángel Casarrubias Salgado son originarios del municipio de Teloloapan, ubicado en la zona Norte de Guerrero, y su vida ha estado marcada por la violencia, la traición y el narcotráfico.

Los hermanos Mario, Sidronio, Adán y José Ángel Casarrubias Salgado son originarios del municipio de Teloloapan, ubicado en la zona Norte de Guerrero, y su vida ha estado marcada por la violencia, la traición y el narcotráfico, pues crecieron al amparo del cártel de Sinaloa, en el que se dedicaban a transportar droga de Guerrero a la ciudad de Chicago, Illinois.

Documentos de la Sedena indican que tras la caída del capo Arturo Beltrán Leyva en septiembre de 2009, sus exoperadores, identificados como Cleotilde Toribio Rentería El Tilde y Mario Casarrubias Salgado El Sapo Guapo formaron el grupo delictivo Guerreros Unidos en 2011 con presencia en la zona norte de Guerrero, donde el exgobernador Ángel Aguirre Rivero inició su campaña en el municipio de Teloloapan.

Publicidad

Luego, El Tilde fue detenido en julio de 2012 y Mario Casarrubias asumió el control de Guerreros Unidos, iniciando una confrontación con La Familia Michoacana de Johnny Hurtado, que se extendió a la región de Tierra Caliente de Guerrero y el sur del estado de Morelos.

Dos años después, Mario Casarrubias fue detenido en abril de 2014, en su bastión ubicado en el Estado de México.

En ese entonces, el comisionado de Seguridad Nacional, Monte Alejandro Rubido García, informó que el control de la organización de Guerreros Unidos fue asumido por Salomón Pineda Villa El Molón, hermano de Alberto El Borrado, Mario El MP y María de los Ángeles Pineda, la esposa del exalcalde perredista de Iguala, José Luis Abarca Velázquez.

Publicidad

Después de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, El Molón fue detenido el nueve de octubre de 2014 en la ciudad de Cuernavaca, Morelos.

Días después, el 17 de octubre del mismo año, agentes federales capturaron a Sidronio Casarrubias Salgado El Chino, señalado directamente como implicado directo en el caso Ayotzinapa.

Posteriormente, el 30 de octubre de 2015, fue anunciada la detención de Adán Casarrubias Salgado El Tomate, en el estado de Morelos.

Previamente, el seis de octubre de 2015, la entonces procuradora general Arely Gómez González anunció una recompensa de 1.5 millones de pesos a quien proporcionara información para capturar a José Ángel Casarrubias Salgado El Mochomo.

A casi cinco años, agentes de la FGR del actual gobierno, capturaron a El Mochomo, considerado como el último líder de Guerreros Unidos del clan Casarrubias y señalado como el responsable de ordenar el asesinato de los normalistas.

José Ángel Casarrubias fue capturado en la misma entidad donde fue aprehendido su hermano Mario, el fundador de Guerreros Unidos, y donde seguía operando impunemente, de acuerdo con el mapa geodelincuencial exhibido recientemente por la Sedena.

Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?