Un cochinero en la administración de Ahuacatlán dejaron los que se van; podrían ir a la cárcel

El borrachales ex alcalde del PRI, Agustín Godínez y quien fuera su tesorero, Sergio Ismael Camacho Romero, se robaron hasta los pagos de aguinaldos y quincena de los trabajadores, no pagaron a la CFE y hay deudas con muchos proveedores. Solo dejaron 2 mil míseros pesos.

Una vez que se están analizando todas y cada una de las actas de la entrega-recepción que se hizo en el ayuntamiento de Ahuacatlán, la nueva alcaldesa morenista, Lucrecia de Jesús Alduenda, mejor conocida como “Quecha”, se la ha pasado haciendo corajes debido a que le están entregando un soberano cochinero en la administración municipal.

Hace unos días se reunieron Lucrecia «Quecha» Alduenda y Agustín Godínez, ahí el hoy exalcalde le dijo que toda la administración estaba muy bien. Eran mentiras.

En efecto, el exalcalde borrachales, Agustín Godínez Villegas y su nefasto y rata tesorero, Sergio Ismael Camacho Romero, se robaron hasta los aguinaldos y pago de quincena de los trabajadores, dejaron una deuda de varios cientos de miles de pesos a proveedores, como la misma Comisión Federal de Electricidad (CFE) que les acaba de enviar el recibo y no lo podrán pagar porque no hay dinero en las cuentas del ayuntamiento.

Publicidad

El par de rateros, Agustín y Sergio Ismael, solo dejaron dos mil míseros pesos para que la nueva presidenta Municipal enfrente todos los compromisos que hay en la presidencia, cosa que hace insostenible la administración municipal.

Es por ello, que los que llegan tendrán que hacer una revisión minuciosa de todo lo que dejaron y compararlo con lo que había, tendrán que hacer una auditoria de los pagos o depósitos que se realizaron y con qué objetivo, ver si fueron legales y necesarios, y comprobar las obras que se hicieron. En general ver a dónde fue a parar del dinero que sacaron el par de sinvergüenzas.

En caso de que se encuentren anomalías, que seguramente sí las habrá, “Quecha” Alduenda y su equipo, tendrán que poner las denuncias correspondientes por los delitos que se hayan cometido, pues no es posible que los nuevos servidores públicos, vaya a solapar los desvíos de recursos públicos de sus antecesores.

Publicidad
El nuevo cabildo de Ahuacatlán tendrá que hacer auditorias e interponer denuncias penales contra los funcionarios salientes, caiga quien caiga.

Como recordaremos, al expresidente borracho Agustín Godínez, le encantaba pasear por todo el país, se fue a la Riviera Maya, Cancún, Puerto Vallarta, Guanajuato, la Ciudad de México, y otros lugares acompañado de su nueva mujer (la que agarró después de abandonar a la esposa), y todas los pagos que hacía en sus giras , cuentas de restaurantes, aviones y demás lujos que se daba las facturaba a nombre del ayuntamiento de Ahuacatlán; en tanto que Sergio Ismael, sacó también muchos pagos a proveedores con compras inexistentes y un sin número de pagos irregulares que, seguramente, los llevarán a la cárcel muy pronto.

Ahorita ambos personajes se están dando vida de nuevos millonarios, tienen propiedades nuevas y vehículos de lujo, hasta la mujer cambiaron, todo con el dinero del sufrido pueblo de Ahuacatlán. Seguiremos informando.

 

Publicidad

Noticias relacionadas...

¿Qué te parece esta noticia?