¿Te acuerdas de “El Caribe” de Volkswagen de tu papá?, pudo ser muy diferente

Serán pocos los mexicanos que no se subieron al menos una vez a un Vocho -sedán, u oficialmente Beetle- de la marca de Volkswagen.

Muchos padres de familia lo tuvieron en sus cocheras, fue un vehículo emblemático y muchos taxis ocupaban al modelo como sustento de familias enteras. Pero llegó un día en que la marca alemana tuvo que reinventarse, pues la competencia se “los estaba comiendo”.

Ahí entra el Golf, llamado Caribe en su primera generación por lo mexicanos. Un modelo un tanto más grande que superaba la etapa e historia de desarrollo del Vocho. Pensemos en el primer vehículo de la marca como uno que surgió en medio de conflictos bélicos.

Publicidad

Con la Segunda Guerra Mundial como contexto, con recursos limitados y la necesidad de motorizar a un pueblo entero, Volkswagen había logrado un éxito mundial. Sin embargo, en la década de los años sesenta las cosas eran muy distintas: Los recursos eran más; las familias nuevamente comenzaban a ser numerosas.

Más espacio, esa parecía la regla de las automotrices que comenzaban a despegar en todo el mundo y Vw estaba urgido de un nuevo modelo que atendiera a las nuevas necesidades. En el tintero surgen los primeros conceptos del Golf.

En la imagen se pueden observar algunos conceptos, pero ahora nos centraremos en el EA 266; un concepto desarrollado por la lujosa marcha Porsche. De los ingenieros de algunos de los autos más lujosos en el mundo, surgió un modelo del que se presume, se desarrollaron 50 unidades completamente funcionales que al final, no superaron al Golf Primera Generación que salió de la mente de las personas de Audi (también filial).

Publicidad

Imagina a ese modelo en la cochera de tu casa; un auto atípico que tenía DOS CAJUELAS; una al frente y otra por detrás y que encima, de forma atípica contaba con el motor debajo de los asientos traseros.

Así como leíste, pudimos tener un auto con dos espacios de equipaje, posiblemente se habría revolucionado el mercado y en definitiva atendía a la necesidad de más espacio. Pero no quiero pensar una mala bajada y un golpe directo al motor en un tope…, quizá eso explica mucho.

Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?