Pedro Antonio Enríquez Soto pagó 15 mdp para seguir su juicio en libertad… pero de todos modos está en la cárcel

Al ex titular del Tribunal Superior de Justicia estatal también le imputan varios delitos entre ellos asociación delictuosa, ejercicio indebido de funciones y abuso de autoridad.... También detuvieron a su exSecretario Particular Eugenio Gabriel Salinas Granda.

El ex presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Pedro Antonio Enríquez Soto, habría pagado 15 millones de pesos para seguir su juicio en libertad, cosa que no le valió y por ello ahora está en la cárcel.

Cómo recordaremos al exmagistrado se le acusa de asociación delictuosa, ejercicio indebido de funciones, abuso de autoridad, fraude específico y falsificación de documentos en agravio de al menos 50 mil derechohabientes del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), quienes a través de juicios simulados fueron despojados de sus viviendas en Nayarit, Chihuahua, Tamaulipas, Zacatecas, Sonora, Sinaloa y Jalisco entre 2013 y 2018.

Publicidad

El pasado 9 de mayo, al cabo de casi 21 horas de audiencia, Enríquez Soto fue vinculado a proceso, sus abogados solicitaron que el proceso lo siguiera en libertad y por ello se le fijó una garantía económica de 15 millones de pesos, la cual fue cubierta y la prohibición de salir del estado.

El expediente con la causa penal 809/2019, que contiene el caso del megafraude, continuó recabando datos y acusaciones en contra del ex magistrado quien renunció a su cargo hace un par de meses cuando su periodo debía concluir el próximo 17 de diciembre.

LOS JUICIOS SIMULADOS

Publicidad

Ese mismo mes, el fiscal general de Nayarit, Petronilo Díaz Ponce, compareció ante el Congreso local donde explicó que del caso se tienen 40 tomos con 17 mil fojas y que dentro del proceso se han asegurado 3 millones 850 mil pesos en efectivo además de un reloj de oro y tres inmuebles en los cuales, se sospecha, se simulaban los juicios y de ahí salían los expedientes para ser firmados y pasar al despojo de la vivienda, afectación patrimonial que está tasada en más de 2 mil 50 millones de pesos.

Pedro Antonio Enríquez Soto y Edgar Veytia, cuando uno era el Presidente del Poder Judicial y el otro el Fiscal General de Nayarit. Ahora ambos están presos.

Pedro Antonio Enríquez no es el único ex magistrado en el que ha recaído este proceso legal, pues Jorge Ramón Marmolejo Coronado también se encuentra en prisión preventiva por los mismos delitos, aunado al de cohecho, pero él está recluido en el penal federal número 4, en El Rincón, ello por garantía de su vida. Su magistratura terminó en junio pasado.

La forma en que se operaba este despojo era estar al pendiente de quién o quiénes dejaban de pagar su crédito puntualmente y caían en cartera vencida, entonces “abrían” todo un procedimiento para notificar al acreditado que su omisión de pago lo llevaría a perder su vivienda; sin embargo, la realidad era que nunca le notificaban al deudor y se armaba un expediente en el cual se daba a conocer que el beneficiado se había declarado en “rebeldía”, lo que significa que a éste no le interesaba recuperar la propiedad.

Eugenio Gabriel Salinas Granda, también detenido.

Los expedientes se armaban en céntricos edificios del municipio de Tepic y de ahí se llevaban a juzgados ubicados en Compostela y Xalisco para que fueran firmados por jueces inmersos en el fraude, quienes también fueron suspendidos y llamados a rendir cuentas ante la justicia, sólo que ellos han pedido rendir su declaración en absoluta privacidad y se supone que son quienes han ido aportando los datos necesarios en contra de los ex magistrados señalados para seguir los juicios.

TAMBIÉN DETUVIERON A SU EXSECRETARIO PARTICULAR

Ayer también fue detenido  Eugenio Gabriel Salinas Granda, durante varios años fue Secretario Privado de Pedro Antonio Enriquez Soto cuando este último ocupó la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia, uno de sus más cercanos colaboradores.

Y es que, Eugenio Gabriel Salinas, en el exterior del edificio del juzgado, agredió a los policías que custodian el lugar y trató de evitar que los vehículos en los que trasladaban a Pedro Antonio al penal salieran del lugar, por lo que fue detenido en flagrancia por servidores públicos de la Secretaría de Seguridad Pública.

(Con información de La Jornada)

El caso de Pedro Antonio Enríquez Soto, escándalo nacional.
Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Crítica Digital Noticias. Todos los derechos reservados. Copyright 2022.

Publicidad

Noticias relacionadas...

¿Qué te parece esta noticia?