Maximino Muñoz: La Burocracia Dorada en Derechos Humanos en Nayarit

Decepciona Max Muñoz, de Derechos Humanos, cobra un dineral mensualmente y por eso no ha intervenido en temas sumamente importantes; como el caso de la UAN, el SUTSEM, y mucho menos, en abusos policíacos o de autoridades estatales y municipales.

A escala nacional, cotidianamente, el presidente mediante palabras y hechos instala una narrativa de combate a la corrupción y austeridad republicana. A escala estatal, también la crisis moral y financiera de la UAN fuerza a la institución a adoptar medidas de rendición de cuentas y ahorros para garantizar su viabilidad. Es decir, mientras la agenda pública gira en torno a parar el despilfarro de las instituciones, información obtenida a través del portal de transparencia de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos de Nayarit (CDDH) (http://cddhnayarit.org/es/contenido-art-33) señala que su titular, Maximino Muñoz De la Cruz, tiene una percepción mensual bruta de más de 125 mil pesos. Sí, el titular de este organismo “autónomo” estatal gana más que el presidente de la república (pongo entre comillas aútonomo porque desde si desde su nombramiento se le vinculó a la familia Echevarría, a un año de su asunción su desempeño parece ratificar esa idea), en tanto que su ejercicio público ha sido pobre y está plagado de  irregularidades.

Mac Muñoz, decepciona. Se creía que por ser de origen humilde sí haría por la gente más desprotegida. El poder y dinero lo cambió drásticamente.

 

Publicidad

Max Muñoz, por ejemplo, no ha intervenido como mediador en temas de gran importancia social como el de la UAN para defender al sector más vulnerable, la comunidad estudiantil; circunstancia análoga a la de la aprobación de la Ley Burocrática Estatal, donde en ningún lado se vio la defensa de los trabajadores.

En lo administrativo se le puede cuestionar la falta de equidad salarial entre hombres y mujeres dentro de institución que encabeza, lo que se suma a la falta de inclusión de las mismas en los cargos más importantes, toda vez que las tres posiciones más altas son ocupados por hombres (Presidencia, Secretaría Ejecutiva y Visitaduría General). También existe opacidad en las sesiones del Consejo Consultivo, ya que no se transmiten en vivo ni se sabe cuándo sesionan ni su contenido.

La nómina en la CEDH.

El colmo es la falta de denuncia ante su Órgano Interno de Control del conflicto de interés existente al interior de la institución, puesto que el titular de la Secretaría Ejecutiva, Antonio Serrano Morán, es hijo de la diputada Margarita Morán Flores, vicepresidenta de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso del Estado, y su papá, Antonio Serrano Guzmán, Secretario General de Gobierno, es de quien depende la Subsecretaría de Derechos Humanos del Estado de Nayarit. ¡Inaúdito!.

(Que se sepa).

Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?