Expolicía mata a 23 niños de guardería y 12 adultos en Tailandia

Expolicía de Tailandia apuñaló y disparó contra bebés, maestros -una de ellas embarazada-, luego asesinó a su esposa e hijo y se suicidó.

Al menos 35 muertos, la mayoría niños, fue el resultado del ataque de un expolicía, Panya Khamrab, despedido del cuerpo por posesión de drogas.

Los hechos ocurrieron en una guardería en Nong Bua Lamphu, una provincia del noreste del país.

Publicidad

Así, las autoridades informan que entre las víctimas se encuentran 23 niños. El más pequeño tan solo tenía dos años.

Cabe destacar que se relata que el expolicía fue a buscar a su hijo de dos años, pero el niño no estaba allí, así que comenzó a disparar y apuñalar a la gente en la guardería.

Lo anterior, explicó un portavoz de la policía.

Publicidad

Asimismo se destaca que el sujeto estaba armado con una pistola y un cuchillo,abrió fuego dentro del centro alrededor de las 12.30 horas.

También entró en una de las habitaciones donde había niños durmiendo y los apuñaló.

Y, después, huyó de la escena en una camioneta Toyota blanca. Veinticuatro cuerpos, incluidos 19 niños, tres niñas y dos adultos, fueron encontrados dentro de la guardería.

Por otra parte, el atacante, de 34 años, también habría asesinado a su mujer y a su hijo tras huir de la guardería y volver a casa, según precisaron las autoridades locales.

Después de la masacre, la policía, que había distribuido por redes sociales fotos del tirador, comunicó que Panya Khamrab se había suicidado.

-«El atacante embistió una moto y dos personas resultaron heridas. Yo aceleré para alejarme de él. Tenía la intención de llevarse por delante a todos los que encontrara por el camino».

Lo anterior conforme recuperó AFP, sobre lo ocurrido en Tailandia.

Sin embargo, hasta ahora no está claro el motivo de la masacre pero, el tirador, un ex teniente coronel, habría sido despedido del cuerpo policial el pasado 15 de junio por posesión y venta de metanfetaminas.

Seguidamente, un funcionario local dijo a Reuters que más de 30 niños estaban en la guardería, situada en la ciudad de Uthai Sawan, a más de 400 kilómetros de Bangkok.

Ahí, el hombre armado interrumpió en la hora del almuerzo, disparando primero a cinco miembros del personal, incluida una maestra que estaba embarazada de ocho meses.

«Al principio la gente pensó que eran fuegos artificiales. Luego, el hombre armado entró a la fuerza en una habitación cerrada donde dormían niños y los mató con un cuchillo», explicaba el funcionario.

Finalmente los portales señalan que el último tiroteo masivo en el país del Sudeste Asiático fue en 2020, cuando un soldado fue abatido tras matar a 29 personas y dejar 52 heridos.

Esto, después de atrincherarse durante 18 horas un sábado por la tarde en un centro comercial abarrotado de gente.

Y, en los registros, Tailandia ocupa el segundo puesto de países de la región, por detrás de Filipinas, en cuanto al número de homicidios con armas de fuego.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Crítica Digital Noticias. Todos los derechos reservados. Copyright 2022.

img src="https://criticadn.mx/wp-content/uploads/2022/11/CIntillo_29.5x5-scaled.jpg" />
Publicidad

Noticias relacionadas...

¿Qué te parece esta noticia?