Desde un puente, dos aficionados se lanzan al camión donde iban los jugadores de Argentina (Videos)

Se calcula que 5 millones de personas salieron a las calles para recibir a la Scaloneta y se amontonaron para ver de cerca a sus ídolos, incluyendo a Lionel Messi.

Este martes 20, declarado día festivo en Argentina por el campeonato mundial de futbol y porque la selección realizaría un desfile por Buenos Aires, desbordó a los fanáticos, dos de los cuales se lanzaron desde un puente al autobús descapotable de los jugadores. Uno fue rescatado por los futbolistas y el otro cayó al piso.

De los 5 millones de personas que, se calcula, salieron a las calles para recibir a la Scaloneta y se amontonaron para ver de cerca a sus ídolos, incluyendo a Lionel Messi, estos dos sujetos se subieron al Puente Olavarría, en la línea límite entre Villa Madero y Villa Celina, partido de La Matanza.

Publicidad

Cuando el vehículo pasó por ahí, sobre la autopista Riccheri, rumbo a la capital, se aventaron a la unidad, pese a la advertencia de los jugadores. Uno cayó dentro del camión, pero el segundo, tras pisar la parte trasera del vehículo, perdió el equilibrio y cayó al pavimento.

Este hecho causó preocupación en la selección, en donde se discutió la posibilidad de regresar al predio de la Asociación de Futbol Argentino (AFA) y sobrevolar la zona del Obelisco en helicóptero.

Según fuentes oficiales, mientras el hombre que cayó a la acera era atendido, otro se metió de contrabando dentro del vehículo.

“Es tal la cantidad de argentinos celebrando, que ya están cayendo del cielo”, señaló un usuario en Twitter.

Más temprano, tras su llegada al aeropuerto internacional de Ezeiza, a las 2:23 horas del martes, otro aficionado se arrojó desde lo alto al interior del vehículo y fue sostenido por los jugadores, quienes lo subieron al micro, impidiéndole caer al vacío. La imagen se hizo viral.

Otros aficionados se subieron a las paradas del colectivo, postes de luz, árboles, semáforos, comercios y la punta del Obelisco, arriesgando su vida, con tal de ver a la selección.

Unos más, se cayeron del techo de la entrada de una tienda, mientras brincaban y cantaban.

En la primera parte del festejo, luego de que los jugadores salieron en el camión descapotable, un cable casi tumba a algunos futbolistas. El primero que lo vio fue Nicolás Otamendi, quien lanzó un grito, seguido de Leandro Paredes, Rodrigo De Paul, Messi y Ángel Di María y lograron esquivarlo, aunque el cable se llevó la gorra de Paredes.

La caravana terminó con los campeones mundiales recorriendo, desde el aire, el centro porteño, pues no había manera de movilizarse vía terrestre por la multitud. Regresaron al predio Julio Humberto Grondona a las 16:30 horas.

Los miles de fanáticos que fueron a Buenos Aires, desde distintos lugares, rompieron la cápsula que intentó formar el operativo de seguridad de la policía, con motocicletas y agentes, para acercarse al vehículo, ver de cerca a sus ídolos, gritarles palabras de aliento, cantar con ellos o lanzarles algún regalo, mientras los fuegos artificiales enmarcaban la escena.

 

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Crítica Digital Noticias. Todos los derechos reservados. Copyright 2023.

Publicidad

Noticias relacionadas...

¿Qué te parece esta noticia?