“Cuidado con lo que deseas”, el nuevo terror a la mexicana

Luego de mucho tiempo de sequía cinematográfica, por fin regresa la actividad en los cines, al menos en el Valle de México.

COLUMNA CINEMATÓGRAFO:

Luego de mucho tiempo de sequía cinematográfica, por fin regresa la actividad en los cines, al menos en el Valle de México, con todas las medidas de precaución necesarias, aunque con cierta incertidumbre, tanto de los espectadores como de los exhibidores, por lo que este fin de semana solo se estrena dos cintas “¡Scooby!” (Estados Unidos, 2020) y la que hoy nos atañe, “Cuidado con lo que deseas”, dirigida por Agustín “El Oso” Tapia.

La cinta mexicana de terror, cuyo estreno estaba pensado para el mes de abril, llega a las marquesinas nacionales, luego del cierre de las salas por algunos meses, esperando cumplir con los requerimientos básicos elementales del cine de terror, del cual México tiene una amplia y sólida trayectoria, aunque también ha padecido de grandes fiascos.

Publicidad

“Cuidado con lo que deseas”, nos muestra los problemas de infidelidad y ambición en una familia pequeña, los cuales son vistos por una pequeña llamada Pamela (Valery Said), quien el día de su cumpleaños recibe de regalo un pequeño títere llamado Hellequin, el bufón maldito, que cumple su deseo de saber lo que hacen los adultos y porqué se agreden, situación que se sale de control.

En el filme, Fernanda Castillo interpreta a Nuria, la madre de Pamela, quien a escondidas de su esposo (Juan Ríos) tiene un amorío con su cuñado Esteban (Iván Arana), con quien se ha aliado para asesinarlo. Este triángulo amoroso se ve impactado por los poderes sobrenaturales del títere, que los lleva a situaciones complejas, que prácticamente todo el filme lo mantienen al filo de la butaca.

Los tres personajes que rodean a la pequeña están perfectamente definidos y van llevando la historia en un ritmo agradable la mayor parte de filme, con algunos cuantos destellos del cine inesperado de Jordan Peele, aunque con un remate bastante pesado al estilo de telenovela mexicana de los años ochenta, al cual solo faltó el llanto insufrible de Victoria Ruffo. A pesar de todo es un buen ejercicio de terror.

Publicidad

Es verdad que se trata de una temporada complicada para asistir a las salas, a pesar de los mensajes entusiastas que nos han enviado desde diversas instancias de la iniciativa privada, sin embargo, esta coproducción México-España, tiene un camino complejo por recorrer. Yo le invito a apoyar el cine mexicano.

Sólo le recuerdo que la imaginación se disfruta más en la oscuridad del cine, así que no deje de asistir a su sala favorita. Para dudas, comentarios o sugerencias escríbame al correo electrónico trejohector@gmail.com o sígame en mis redes sociales “Cinematografo04” en Facebook y Spotify, así como “Cinematgrafo04” (sin la “ó”) en Twitter.

Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?