Alcaldes nayaritas infectados… ¡De Guevonavirus!

Con el pretexto de la pandemia Rodrigo Ramírez, de Santiago Ixcuintla; Candy Yescas, de San Blas; Ana María Isiordia, de SAMAO; Juan Enrique Parra, de Ixtlán del Río; y Heriberto Rojas, de Tecuala; se hacen de oídos sordos para no trabajar por la ciudadanía, se la pasan borrachos, en pachangas y en el extranjero.

Desde hace meses varios políticos nayaritas se han infectado de un virus muy particular, ahora conocido como el “Guevonavirus”, que es un bicho raro que se le mete a presidentes municipales, diputados, regidores y servidores públicos de los tres niveles de gobierno.

Sus síntomas son: falta de ganas de ir a trabajar por su pueblo, tomar dinero del erario público y no hacer nada, embriagarse por varios días en algunos casos, andar de novios (as), hacer oídos sordos a las peticiones y necesidades que tiene la ciudadanía que alguna vez le dio su confianza.

Publicidad

Tal es el caso del Presidente Municipal de Santiago Ixcuintla, el mediocre Rodrigo Ramírez Mojarro, a quienes los ciudadanos no lo han visto desde hace al menos 3 meses, por lo que aunado a que en los tres años que tiene gobernando solo se la ha pasado de calenturiento con hombres y mujeres, embriagándose en Tepic y otros municipios, su función ha sido pésima, ya que tiene a su pueblo olvidado y peor que cómo lo tenían los gobiernos del PRI y eso ya es mucho decir.

Rodrígo Ramírez Mojarro. El dinero lo volvió loco. Dejó a la esposa por la amante, anda borracho todo el tiempo y hasta los «muchachitos» le gustan ya ebrio.

Otra que solo se la pasa en Tepic y que visita el puerto de San Blas una vez al mes para irse a tomar fotos y videos y estarlos programando o publicando seguido para decir que sí trabaja, es la chaparra loquita que esta como alcaldesa en San Blas, una tipa vulgar y corriente, llamada Candy Yescas Blancas, quien por cierto, se deja ver menos porque ya tiene un pie en la cárcel por distintas cosas que ha realizado ilegalmente, y por ello promueve amparos para que no la levante la Agencia Estatal de Investigación.

La alcaldesa de San Blas, se la vive en su casa ubicada en el Fraccionamiento Bonaterra de Tepic, a San Blas solo va a cobrar. Anda amparada pues teme ser detenida por rata.

De igual manera está la señora que dice gobernar en Santa María del Oro, la señora Ana María Isiordia López, mejor conocida como “La Bruja del 71”, misma que es constantemente señalada por los despilfarros que hacen del dinero de la presidencia ella y sus funcionarios, y quien al igual que los anteriores mencionados, ha brillado por su ausencia.

Publicidad
Ana María Isiordia, mejor conocida como «La Bruja del 71», se la ha llevado en puras tonterías en estos 3 años, es raro que se pare en la alcaldía de SAMAO.

Quien es de los peores alcaldes, es Juan Enrique Parra Pérez, de Ixtlán del Río, conocido en los bules y cantinas nayaritas como “El Almorranas”, el cual hasta fue exhibido por el mismo gobernador Antonio Echevarría García, como alguien que solo se la pasa en la Ciudad de Las Vegas, Estados Unidos, donde cuida los negocios en los que, presuntamente, lava dinero del narcotráfico. En Ixtlán, tiene meses que ni se para.

Juan Enrique Parra Pérez, conocido como «El Almorranas», es un total ignorante que presuntamente ha hecho su fortuna lavando dinero al narco. Se la vive en Las Vegas, Nevada.

Y finalmente, otro que está enfermo del “Guevonavirus”, es el Presidente Municipal de Tecuala, Heriberto López Rojas, conocido como “El Putiyo”, sujeto muy comparado con el “ratón Crispín”, porque le gusta el dinero ajeno. El tipo está señalado de lo mismo que sus compañeros en esta nota mencionados, se la pasa de viaje, paseándose con muchachitas del rancho, de compras y haciéndose oídos sordos a todo lo que su pueblo ocupa, pues realmente no le ha importado para nada realizar una buena labor a favor de su gente, tanto que ha brillado por su ausencia.

Heriberto Rojas, «El Putiyo», otro que se la vive en Estados Unidos. A su pueblo solo lo quiere para robarle el dinero.

Es por tanto que los ciudadanos le hacen un atento llamado a la Secretaria de Salud que ya atienda a estos alcaldes de esa enfermedad que les ha pegado duro y si no se curan, pues se les hace un atento llamado a los electores para que vean por qué partidos políticos fueron postulados estos sinvergüenzas para que no vayan a caer nuevamente en las garras de políticos de esta calaña en el año 2021.

Urge curar a estos sinvergüenzas que solo viven de la ubre presupuestal y no han hecho absolutamente nada por la gente que los llevó al poder.

Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?