A trabajador de la UAN lo mató su esposa y quiso que todo pareciera crimen del narco

La propia esposa ayudada por otra persona “le dio piso” a Edwin Abel Alaniz Morán, luego lo embolsó y lo tiró en un parque.

El caso del homicidio del trabajador de la Universidad Autónoma de Nayarit, Edwin Abel Alanís Morán, de 29 años de edad, quien fue asesinado el pasado 14 de Mayo, ya fue resuelto por la Agencia de Investigación Criminal dependiente de la Fiscalía General de Justicia del Estado, que dirige Petronilo Díaz Ponce Medrano.

Así fue encontrado Edwin Abel Alanís, originario de Tuxpan y vecino de Tepic. Estaba embolsado «al estilo narco».

En efecto, las autoridades llegaron a la conclusión de que fue su propia esposa, de nombre Rosa, quien, junto con otra persona, cometieron el asesinato e intentaron que todo pareciera como que era un caso del crimen organizado, por lo que la mujer ya está detenida y en proceso judicial y aún buscan a su cómplice.

Publicidad

La policía investigadora resolvió que Rosa habría atacado a su esposo en su propio domicilio, con un cuchillo, y aparentemente ayudada por otra persona, para después cargarlo y abandonar el cadáver cerca del edificio.

En las pesquisas se supo y fueron pruebas que se presentaron ante el juez de control penal, que Edwin sufrió de violencia y agresiones por parte de su pareja durante varios años, incluso se le llegó a ver con lesiones visibles en el cuerpo y rostro, como aruños y golpes provocados con algunos objetos.

La Fiscalía General a través de su representante, informó al juez que Rosa y su cómplice,  simularon que el crimen fuera provocado por el narcotráfico, por ello lo embolsaron, lo amarraron y lo tiraron para tratar de confundir a la policía, sin embargo y debido a las técnicas de investigación científica no lo lograron.

Publicidad

Ante el juez se mencionó que ese mismo día, frente al casino Joy, ubicado en el fraccionamiento Castilla, encontraron unas cobijas llenas de sangre, la cual pertenecía al hoy fallecido, según se corroboró con estudios de laboratorio.

La esposa lo mató ayudada por otra persona que ya es buscada por la policía.

Posteriormente, en el cateo realizado en el domicilio de la pareja, se utilizó un reactivo denominado BlueStar, o Luminol, (Que es una sustancia que los investigadores forenses usan para detectar trazas de sangre en las escenas del crimen, pues el luminol reacciona con el hierro presente en la hemoglobina), con el que se pudo constatar que la habitación de la pareja había estado regada con sangre de Edwin.

La segunda audiencia de este caso está programada para hoy jueves 6 de agosto, y lo más probable es que Rosa sea vinculada a proceso por homicidio calificado y podría enfrentar una pena de hasta 50 años de cárcel.

 

Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?