Víctimas del choque en la México-Puebla serán identificados por ADN

La Coordinación General de Servicios Periciales de la fiscalía mexiquense agiliza los trámites para realizar las pruebas y entregar los cuerpos a las familias.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (Fgjem) informó que identificará mediante pruebas de ADN los restos de las víctimas que fallecieron en el accidente en la autopista México-Puebla, donde un tractocamión que se quedó sin frenos embistió a 11 vehículos y a un autobús de turismo, los cuales se incendiaron en la caseta de cobro San Marcos Huixtoco.

El organismo señaló que hasta el momento ninguno de los cuerpos ha sido reconocido y por el estado en el que quedaron, no es posible identificarlos de manera visual.

Publicidad

Agregó que los trámites legales se llevarán a cabo en el Centro de Justicia del municipio de Ixtapaluca, donde personal de la Fiscalía Regional de Amecameca brindará la atención correspondiente a los familiares de los fallecidos.

“Es preciso referir que para el proceso de identificación se realizarán pruebas de genética a todos los cuerpos rescatados en la zona del incidente y de igual manera a los probables familiares; dichas pruebas serán confrontadas y con este comparativo se completará la identificación”, informó la fiscalía.

Personal de la Coordinación General de Servicios Periciales lleva a cabo las diligencias correspondientes para realizar este proceso y para posibilitar la devolución de los cuerpos a sus familiares.

Publicidad

La Fjgem precisó que el percance de ayer en la caseta de cobro de la autopista México-Puebla dejó un saldo de 17 personas fallecidas que quedaron calcinadas y cinco heridas.

Sin embargo, Caminos y Puentes Federales (Capufe) reportó en una tarjeta informativa, que habían fallecido 19 personas y tres más quedaron lesionadas. Entre los muertos se encuentra el chofer del tractocamión.

El percance ocurrió cuando la pesada unidad, la cual transportaba seis bidones de mil litros cada uno de un químico para la fabricación de pegamento textil, se quedó sin frenos en la pendiente pronunciada que desciende de la zona montañosa de la Sierra Nevada. El camión se dirigía a la Ciudad de México procedente de Puebla.

El transporte iba a exceso de velocidad y cruzó por la garita 7B, en sentido contrario al flujo vehícular e impactó de frente a los carros que intentaban cruzar hacia Puebla; el tráiler logró detener su marcha unos 50 metros después del choque y fue consumido por el fuego, provocado tras la colisión.

Cuando el camión embistió de frente a los otros autos, estos fueron alcanzados por las llamas, al igual que una camioneta y un autobús de turismo del Instituto Nacional de Migración (INM), los cuales estaban estacionados a unos metros del lugar.

Publicidad

Noticias relacionadas...

¿Qué te parece esta noticia?