Nuevo salario mínimo, el mayor en 44 años

Aunque el Presidente López Obrador reconoció que recuperar el poder adquisitivo tardará más en llegar.

En Palacio Nacional, durante un acto encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, se anunció que el salario mínimo para 2020 se incrementará en 20 por ciento para la mayor parte del país y en 5 por ciento en la zona libre de la frontera norte. Pasará de 102.69 a 123.22 pesos diarios; es decir 3 mil 696 pesos mensuales. Mientras que en la frontera norte pasará de 176.72 pesos a 185.56 pesos al día; esto es 5 mil 641 pesos mensuales.

Se trata del mayor incremento anual en los últimos 44 años, agregó la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, al hacer el anuncio. “Afortunadamente estamos logrando una recuperación del salario, mayor de lo que yo imaginé”, sostuvo el presidente López Obrador, pero reconoció que recuperar el poder adquisitivo “va a llevar tiempo, siendo realistas, porque esto no se resuelve por decreto”.

Publicidad

Por su parte, Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, anunció un movimiento en el sector empresarial que comenzó hace unos meses en busca de que a la brevedad se alcance la línea de bienestar familiar con el salario mínimo. La meta es que ningún mexicano gane menos de 6 mil 500 pesos de sueldo por mes, dijo.

Al acto en el salón Tesorería, acudieron, además del presidente López Obrador, dirigentes sindicales y empresariales como Antonio Del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios; Carlos Aceves del Olmo, dirigente de la CTM; Gustavo de Hoyos, presidente de COPARMEX; Isaías González, secretario general de la CROC; Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México, Rodolfo González, secretario general de la CROM, y Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario, entre otros.

También asistió Andrés Peñaloza, presidente de la Conasami, y los secretarios de Hacienda y Crédito Públic, Arturo Herrera, y de Economía, Graciela Márquez, respectivamente.

Publicidad

El aumento beneficiará de manera directa a 3.44 millones de trabajadores que en la actualidad ganan menos que los nuevos salarios mínimos.

“Lo cierto es que no pensaba que se iba a lograr esto en un año de gobierno, estoy acostumbrado a poner por escrito mis compromisos, y desde la campaña y en mis últimos dos libros, hablaba que se debía aumentar el salario mínimo siempre por arriba de la inflación”, agregó el Jefe del Ejecutivo, quien explicó que se fue deteriorando el poder adquisitivo del salario en 75 por ciento a lo largo de tres décadas. y esto fue lo que realmente sucedió.

Tras señalar que en su último libro, recordó, se establece en una tabla comparativa los salario en China en comparación con México, indicó que “se decía que una ventaja comparativa que tenía el país asiático eran los bajos salarios. Ahora no es así, China sí se convirtió en potencia económica, pero México perdió mucho poder adquisitivo”.

Al acotar que el aumento debe ser gradual, advirtió que no se debe afectar a las empresas y el empleo, porque generaría un efecto contraproducente. A la vez, reconoció a los empresarios por tener dimensión social, y acompañar el acuerdo que permite el aumento.

“Estoy consciente de que falta mucho, porque fue bastante el atraso, pero ya estamos retomando el camino hacia el progreso con justicia… lo estamos haciendo desde abajo y entre todos”, concluyó el mandatario.

Con este segundo incremento anual consecutivo al salario mínimo se mantiene una ruta para dar la vuelta a una página negra en la historia del país, apuntó la secretaria del Trabajo, y señaló que gobierno, empresas y trabajadores, escriben a tres manos una nueva etapa.

Mientras en la época neoliberal se buscó que el país fuera competitivo con mano de obra barata, ahora “lo que nos distingue del pasado es que nosotros queremos que México sea una economía atractiva a las inversiones, pero ya no en detrimento de los trabajadores”, indicó.

Entre los efectos del aumento en el presente año, adujo que la medida derivó que la inflación no sólo no se disparó, sino que ha sido de las más bajas en los últimos cuatro años.

La mayor prueba de que el incremento al salario mínimo no tuvo efectos inflacionarios, es que en las zonas fronterizas del norte se observaron menores tasas de inflación. Tampoco, dijo, tuvo efectos negativos sobre el empleo formal, y generó un impacto en el salario promedio entre los trabajadores inscritos en el IMSS.

Carlos Aceves del Olmo, secretario general de la CTM, expuso que el incremento será un referente para que en las revisiones contractuales haya mejores aumentos, y se pronunció porque el salario mínimo se vaya convirtiendo en una pieza de museo, que no sea una calificación que les dé a los trabajadores “el mote de los más pobres entre los pobres”.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Crítica Digital Noticias. Todos los derechos reservados. Copyright 2022.

Publicidad

Noticias relacionadas...

¿Qué te parece esta noticia?