(Fotos) En San Blas Candy Yescas tenía el rastro más insaluble de todo Nayarit

La vulgar y corrupta priísta expresidenta municipal de San Blas, Candy Yescas Blancas, entregó una porquería de instalaciones donde se procesaba la carne de todos los sanblasenses.

La expresidenta municipal priísta, Candy Yescas Blancas, entregó el ratro más insalubre y cochino de todo el estado, informaron las nuevas autoridades entrantes.

En efecto, el nuevo encargado del rastro municipal de San Blas, médico veterinario, Roberto Carlos Hernández Sandoval, dio a conocer en que condiciones le encontró después del cambio de gobierno que ahora dirige el panista José Antonio Barajas, mejor conocido como «Pepito».

Publicidad

«Se puede decir que lo encontramos como un basurero, literal, muy enmontado, sucio, reprobado; esa es la palabra», dijo el nuevo titular del área, quien explicó minuciosamente, como estaba cada rincón y cómo se encuentran todavía algunas áreas mientras realizan limpieza y desinfección.

«Se puede observar como se encontraban los corrales de recepción, ya limpié un poco, pero la altura que ves acá (refiriéndose a los amplios matorrales a la vista), es la misma que cubría todas las instalaciones», reveló.

Externó que a la administración municipal pasada, dirigida por la verdadera loca de San Blas de apellidos Yescas Blancas, no le importó en lo más mínimo la salud pública.

Publicidad

«A la administración pasada, –continuó– no le preocupaba, ni le interesó, nunca, la salud pública, ya que el rastro es muy importante, pues aquí se hace la inspección de la matanza del ganado bovino y porcino, que es la carne que se consume en el municipio de San Blas».

El interior del edificio se encuentra deteriorado, así como también algunas áreas externas y aunque la petición del encargado siempre fue de mejorarlo, nunca hubo respuesta.

«Estuve girando oficios, donde solicitaba lo básico para rehabilitar las oficinas y los baños, pero nunca tuve respuesta. Lo que se ve limpio, es el trabajo avanzado a partir del primer día de esta administración», afirmó.

En el sitio, se observan patrullas de seguridad pública abandonadas, las que actualmente lucen cubiertas de maleza.

Igualmente, hay alimentos y documentos oficiales, mucha basura, que la anterior administración deshechó, virtiéndolos en el camino del rastro, donde ingresan al ganado porcino para su matanza y posterior consumo por todos los ciudadanos.

A continuación algunas de las imágenes de cómo se encontró el rastro en San Blas, (Da click en la foto para agrandarla).

Publicidad

Noticias relacionadas...

¿Qué te parece esta noticia?