‘El milagro de la vida’ ante un año de COVID: miles visitan la Basílica

Para esta familia, el inicio de año es complejo, puesto que algunos de sus familiares siguen en el hospital por complicaciones del COVID-19.

Ayer fue el primer domingo del año y miles de personas acudieron a la Basílica de Guadalupe para agradecer a la Virgen por el inicio de 2021 o, en algunos casos, por la recuperación de familiares con COVID-19.

Es una mañana soleada la que recibe a los devotos en el templo Mariano. Aquí todas las puertas del recinto religioso están cerradas y tampoco hay misas presenciales debido a la contingencia sanitaria por el coronavirus que ha puesto a la alcaldía Gustavo A. Madero en semáforo rojo. Así que los visitantes sólo pueden acceder al atrio y pasar por debajo de la imagen de la virgen.

Publicidad

Aún con ello, miles de personas acudieron a ofrendar y agradecer a la Virgen de Guadalupe por un año más. Algunos también agradecen por la vida de algún familiar que el COVID-19 comprometió, como el señor Andrés y la señora Lupe, quienes vienen a darle gracias a la Guadalupana por “el milagro de vida” que les dio, pues la vida de su hijo Osmar, de 31 años, dependió de una respirador por dos meses debido a complicaciones respiratorias.

“Nosotros venimos a agradecerle a la Virgen ‘el milagro de vida’ que nos dio. Pues mi hijo sobrevivió al COVID-19. Estuvo intubado dos meses y logró recuperarse. Además de que mi esposo también tuvo COVID-19 y ya están sanos”, explica la señora Lupe.

Para esta familia, el inicio de año es complejo, puesto que algunos de sus familiares siguen en el hospital por complicaciones del COVID-19, así que también aprovecharon para pedir por la salud de ellos y de los mexicanos contagiados por el virus.

Publicidad

En la explanada no hay misas este día, pero sí fieles que a pie o hincados se postran ante el atrio para agradecer a la Virgen un año más de vida. Otros más acuden solos, pero la mayoría viene en familia, como Claudia y Rosa, quienes traen a la señora Juana, de 92 años, madre de ambas, para agradecer un año más de salud y vida, además de pedir por el bienestar de su progenitora.

“Nosotros venimos cada año a agradecerle a la Guadalupana el tener salud y porque nuestra madre tenga otro año más de vida. Regularmente acudimos cada 1 de enero, pero en esta ocasión decidimos hacerlo el día de hoy (ayer)”, comenta Claudia.

Igual que ellos, el señor Inocencio acude cada 1 de enero a darle gracias a la Virgen de Guadalupe; sin embargo, decidió hacerlo este día para evitar las aglomeraciones acostumbradas cada inicio de año.

“Yo llevo viniendo desde hace como 20 años todos los días 1 de enero, antes venía con mi esposa, pero ya falleció; sin embargo, sigo viniendo. En esta ocasión lo hice este día para evitar a toda la gente que acude en esa fecha. Tenía que venir porque cómo uno no se siente bien de no venir a agradecerle a la Virgen de un año más de vida. Para mí era necesario”, explica el señor Inocencio.

Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?