“Eeeeeeh, Puto” ¿Expresión Homofóbica?

En el caso concreto de nuestro país, la expresión analizada sería discriminación homofóbica si se le gritara a un jugador, que en efecto, fuera homosexual.
El autor.

Recientemente la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) estableció que la expresión “eeeeeeh…putooooo” que se grita en los estadios de México cada fin de semana es homofóbica, por lo tanto, multó a la Federación Mexicana de Fútbol por la expresión gritada cada que el portero patea el balón a manera de despeje.

Demos un repaso a los conceptos “discriminación” y “homofobia” para saber si dicha expresión es como lo han establecidos los medios nacionales tomando partido con la apreciación del máximo organismo de fútbol. Para Esteban Ibarra, presidente del Movimiento contra la Intolerancia Homosexual, la homofobia se define como: “…persecución de la homosexualidad como atentado al orden público o a las buenas costumbres, a toda forma de discriminación en el ámbito laboral, servicios públicos, derecho penal, civil, contractual y comercial, al almacenamiento electrónico de datos relativos a la orientación sexual de un individuo sin su conocimiento o a la divulgación no autorizada o uso indebido de dichos datos, a la prohibición de contraer matrimonio o acceder a regímenes jurídicos equivalentes, con plenos derechos, a las parejas de homosexuales, y a toda restricción de los derechos a ser padres, a adoptar o a criar niños. La lucha contra la discriminación está plenamente legitimada.”

Publicidad

En otras palabras, la discriminación homosexual es hacer menos, ofender, no validar los derechos, violentar a una persona que lleve un estilo de vida “gay”. En el caso concreto de nuestro país, la expresión analizada sería discriminación homofóbica si se le gritara a un jugador, que en efecto, fuera homosexual.

Según el portal AsiHablamos.com la palabra “Puto” tiene dos significados: 1. Hombre homosexual o maricón y 2. Hombre cobarde. En el contexto del fútbol, me parece que la expresión denota una ofensa al equiparar al jugador con alguien medroso, pusilánime; es una manera de presión para ejercer dominio e intimidar al rival. «No lo utilizamos de una manera homofóbica. Alguien que es ‘puto’ es una persona que no defiende. Y también tiene la otra referencia hacia los gays, pero en el contexto del estadio es así, alguien sin valor, que no tiene los ‘huevos’ para pelear o para defender», dijo en entrevista el Punker, integrante de la barra Sangre Azul que apoya al equipo Cruz Azul. A continuación citaré una parte de un estudio inédito que analiza el comportamiento del “Puto” mexicano, en el sentido de cobarde, su autor el  antropólogo Eiren Israel.

“El típico hombre cobarde, bravucón e irresponsable, siempre ha sido una caricatura del verdadero varón, en el sentido clásico de la palabra. Siempre evadiéndose y sacándole la vuelta a los compromisos importantes de la vida, este tipo de hombre quiere encubrir su cobardía con una fachada de hombría. Los retos lo asustan y le hacen sentir cuestionado y prefiere seguir evadido jugando como  niño en lugar de asumir su papel en la familia y en la sociedad. Todos conocemos ejemplos: sus juguetes favoritos son la televisión, los  cuates, las parrandas o el alcohol. Refugiado en un mundo de fantasía defrauda a su familia de su sustento, ejemplo y protección. El hombre cobarde no sólo es inmaduro, dependiente e infantil por cuanto se  niega a actuar como adulto. Carece también de importantes rasgos biológicos masculinos de virilidad en su carácter. Rasgos como liderazgo, valentía y espíritu sacrificial.”

Publicidad

El “Puto” que sí es discriminatorio.

El popular grupo de rock mexicano Molotov, en su canción “Puto”, que dicho sea de paso, fue censurada de las estaciones de radio, establece varios elementos homofóbicos y discriminatorios, ahí sí, la expresión “Puto” es utilizada en el contexto discriminatorio. A continuación transcribo una parte de la canción:

“Que muy machín, no, a muy machín, no, marica nena; más bien putin, no…” (Es el inicio de la canción y se repite cuatro veces, en las últimas dos se escucha de fondo la expresión “Puto” en varias ocasiones) Después de aludir a varios comportamientos y adjudicarle el “Puto”, se escucha: “Matarile al maricon, que quiere este hijo de puta, quiere llorar, quiere llorar. Lo dejo a su consideración, me parece que su opinión es importante. Terapeuta Familiar y Conferencista.

 

Publicidad

Noticias relacionadas...

¿Qué te parece esta noticia?