Avanzan alianzas PAN, PRD y PRI para frenar a Morena en 2021

Las dirigencias del PRI, PAN y PRD ya amarraron alianzas para postular a candidatos 5 de los 15 estados donde se elegirá gobernador en 2021; en NL fracasó alianza. En Nayarit, siguen en pláticas.

Para derrotar a Morena, sin importar que histórica e ideológicamente sean incompatibles, las dirigencias del PRI, PAN y PRD han pactado alianzas para postular a candidatos en común en por lo menos cinco de los 15 estados donde se elegirá gobernador el próximo 6 de junio de 2021.

La tendencia aliancista para cerrar el paso a Morena -que en 2018 arrasaron en todo el país, ganando incluso la Presidencia de la República- sigue avanzando en otras entidades, pues en algunas tienen hasta enero para registrar coaliciones electorales. Los dirigentes de los tres partidos, a nivel federal y estatal, mantienen el diálogo sobre estas posibilidades, en Nayarit, éste es el caso, pues aún hay tiempo para el registro de las alianzas o coaliciones.

Publicidad

Hasta el momento, en Baja California, Michoacán, San Luis Potosí, Sonora, y Zacatecas los dirigentes de los tres organismos políticos ya firmaron cartas de intención, además de establecer las reglas para la designación de sus candidatos a la gubernatura.

Pero la unión entre estas tres fuerzas es contradictoria, según sus mismos estatutos. El Partido Acción Nacional (PAN), que se define como de derecha, nació en 1939 como oposición al Partido Nacional Revolucionario (PNR), que en 1946 adoptó el nombre de Partido Revolucionario Institucional (PRI). Mientras que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) se fundó en 1989, resultado de la fusión de seis fuerzas políticas de izquierda.

MALA MEZCLA, PERO NECESARIA

Publicidad

La unión de estos tres organismos políticos es como la mezcla del agua, el aceite y el mercurio, advierte el politólogo, José Fernández Santillán, aunque también considera que estas alianzas son acertadas en este momento que está en puerta una «elección de Estado» y porque «los partidos de oposición no pueden ganar por si solos».

Hoy vivimos una regresión autoritaria, regresamos a los tiempos de un partido hegemónico, pero diferentes a los del PRI, porque era un partido hegemónico ideológico, nacido de la Revolución Mexicana, en cambio Morena es un partido hegemónico pragmático, populista, que nace de la figura carismática de Andrés Manuel López Obrador

«El PRI permitió la pluralidad, mientras que Morena está acabando con la pluralidad, esa es la gran diferencia, entonces es necesario, como lo han hechos los países que han derrotado al populismo, que haya una especie de partido trasversal; sólo a través de bloques multipartidistas se puede enfrentar al populismo, porque los líderes populistas son también patrimonialistas, en el sentido de que para ellos los recursos del estado son recursos de ellos personalmente y del partido que ellos crean», refiere el especialista.

El pasado jueves 19 de noviembre, el presidente nacional de la Coparmex, Gustavo de Hoyos Walther apostaba porque en Nuevo León el PAN se aliara con el PRI y PRD. A través de su cuenta de Twitter escribió: «Si no queremos que las instituciones más importantes para Nuevo León se tomen en La Chingada (Chiapas), apoyemos la consolidación de la alianza electoral». Al final del día, el panismo regio informó que sólo iría con el PRD.

«MONTONEROS», LES LLAMA BONILLA

El pasado 17 de noviembre, representantes del PAN, PRI y PRD en Baja California, así como de los partidos locales, Encuentro Social (PES) y Baja California (PBC) firmaron una «carta de Intención» para ir en alianza el próximo año.

En conferencia, coincidieron en que no se separarán de sus ideologías, sino que ahora se enfocarán, «en la unidad para rescatar a Baja California del mal gobierno que ha venido realizando Jaime Bonilla, y en los municipios».

En 1989, el PAN ganó por primera vez en su historia una gubernatura, la de Baja California, mediante la candidatura de Ernesto Ruffo Appel. Después de 30 años de gobiernos panistas en 2020,  la ola morenista  arrebató el primer gran símbolo del blanquiazul, al triunfar Jaime Bonilla Valdez para un periodo de dos años para empatar las elecciones locales con las federales.

Al conocer del bloque opositor, Bonilla Valdez calificó a dichos partidos políticos de «montoneros» y enfatizó en lo que significaría que el PRI y el PAN vayan juntos, luego de varios años de luchar cara a cara por el poder en la entidad.

¿Qué pasó con esos panistas de la sotana blanca que siempre criticaron al PRI? ¿Y con esos priistas que siempre decían que los panistas eran unos bandidos? Ahora se tapan con la misma cobija

AUREOLES SE DOBLEGA

En Michoacán, el único estado con gobierno perredista en el país, el mandatario estatal, Silvano Aureoles Conejo, cedió en sus pretensiones de dejar como sucesor a su medio hermano, el senador, Antonio García Conejo (PRD), o a su hombre de confianza, como el fiscal Adrián López Solís, para dar paso a la Alianza PRI-PAN-PRD.

Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?