Aunque AMLO dijo que no se pediría prestado, México obtuvo crédito por mil millones de dólares

El documento para tener acceso al préstamo del Banco Mundial fue firmado a finales del mes pasado por personal de Hacienda.

Si bien el presidente Andrés Manuel López Obrador ha insistido en que con su gobierno el país no recurriría a endeudamiento, incluso al enfrentar la crisis económica por COVID-19, este domingo se conoció que México obtuvo un crédito del Banco Mundial por 1,000 millones de dólares.

Los diarios Milenio y El Economista detallaron que el préstamo fue solicitado por México y aprobado por el Banco Mundial a finales del mes pasado.

Publicidad

En un comunicado sobre este crédito, la Secretaría de Hacienda señaló que el crédito con el Banco Mundial no financiará actividades de respuesta ante la pandemia de COVID-19.

“Este crédito no es adicional al techo de  endeudamiento aprobado por el Congreso y se ubica dentro de los límites de endeudamiento externo autorizados para el Gobierno Federal en la Ley de Ingresos de la Federación 2020”, refirió Hacienda.

En su cuenta de Twitter, el subsecretario de Hacienda Gabriel Yorio mencionó que instituciones como el Banco Mundial tienen dos tipos de créditos.

Publicidad

“Uno es dirigido a una actividad sectorial especifica como agricultura o infraestructura. Otro son los llamados DPL que forman parte del financiamiento general y no van ligados a ninguna actividad especifica”, publicó Yorio.

“El crédito que se hace referencia en las notas de medios es un DPL y no tienen destino específico. En resumen este crédito no es adicional a la deuda autorizada por el congreso y no va a financiar el programa de respuesta al COVID19”, agregó.

De acuerdo con Milenio, quien aseguró tener acceso a una carta con que el subsecretario Yorio pidió en nombre de México el préstamo al Banco Mundial, en ella se señaló que “en el contexto de la pandemia, el sistema financiero mexicano enfrenta el desafío de mantener flujos de financiación adecuados a la luz de la desaceleración económica y la volatilidad derivado de la incertidumbre de los efectos de la pandemia”.

El presidente López Obrador había insistido en rechazar el endeudamiento como una forma de enfrentar las crisis económica ante la epidemia. El 8 abril pasado, cuestionado sobre si por ello había tenido un desencuentro con la clase empresarial mexicana, dijo:

“Ellos sostienen que se debe pedir deuda, no les  estoy diciendo mentiras, ellos quieren que se pida deuda, que se incremente la deuda; yo no considero que eso sea conveniente”, mencionó.

El jueves pasado el dirigente de Morena -partido del presidente López Obrador-, Alfonso Ramírez Cuéllar, dijo que la austeridad ya había llegado al límite y se estaba convirtiendo en un problema, por lo que insistió en la necesidad de que el gobierno recurriera a préstamos.

Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?