AMLO y Jorge Ramos chocan por número de homicidios en sexenio: “Mis adversarios quisieran muertos”

“Pues no coincido contigo y considero que no tienes razón en los datos”, dijo López Obrador, quien insistió en que su gobierno registra una reducción de muertos de 2%.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que si su sexenio fuera el más violento de las últimas décadas, el pueblo no mostraría aceptación y confianza y aseguró que son lo adversarios los que quieren que haya más muertos en México.

“Sí hay quienes quieren muertos, mis adversarios, los que no quieren la transformación sí quieren muertos. Desean que haya muertos y que le vaya mal a México”, respondió el presidente a los planteamientos del periodista Jorge Ramos en torno a que la actual administración ya tiene el mayor número de muertos.

Publicidad

“126 mil muertos no puede estar bien”, dijo Ramos y el presidente respondió: “No se trata de hablar en lo cuantitativo. Hay una disminución y espero que de manera serena veas la información. Seríamos incapaces de adulterar un resultado”.

El columnista de Reforma planteó:  “Indica que su estrategia de seguridad no ha funcionado, la militarización no ha funcionado ni su propuesta de la Guardia Nacional y por eso muchos se oponen a ella y al ‘abrazos no balazos’, si usted no corrige las cosas se van a poner mucho peor. Usted dice que van bien, pero si no se corrigen y se siguen matando 84 mexicanos al día como en agosto, al final cuando usted entregue el poder va a haber 191 mil muertos”.

El mandatario mexicano respondió que no coincide con los datos de Ramos, quien argumentó que los obtuvo de las cifras oficiales que da el gobierno.

“Pues no coincido contigo y considero que no tienes razón en los datos”, dijo López Obrador, quien insistió en que su gobierno registra una reducción de muertos de 2%, en comparación con el último año de gobierno de Enrique Peña Nieto.

El mandatario apuntó que “en México hizo mucho daño y sigue haciendo mucho daño la delincuencia de cuello blanco, los que se han dedicado a robar”.

Y denunció que son los mismos que buscan “que fracase el proceso de transformación, solo que ahora no han podido porque antes se dedicaban a aplaudir y quemar incienso ahora se dedican a atacar”.

“Vamos a reducir (las cifras de violencia) vamos a seguir y eso es lo que me tiene tranquilo y optimista y por eso sostengo no vamos a cambiar la estrategia porque hay resultados”, insistió el presidente.
Dijo que de lo contrario “tendría muchos problemas con mi conciencia, con mi tribunal, si yo estuviese mintiendo”.

Jorge Ramos concluyó su participación con la propuesta de una convención nacional contra la violencia, que incluya opiniones de expertos mexicanos y de Estados Unidos, entre otros países; el presidente contestó que “no hay ningún problema”, pero que está convencido de que generalmente los expertos no coinciden con sus planteamientos y estrategia de seguridad.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Crítica Digital Noticias. Todos los derechos reservados. Copyright 2022.

Publicidad

Noticias relacionadas...

¿Qué te parece esta noticia?