Roy Rubio se declarará culpable, regresará 8 millones, renunciará a la ASEN y a su notaría

La intención de Roy Rubio Salazar, Auditor General del Estado suspendido en sus funciones, es llegar a un acuerdo para poder lograr su libertad.

El Auditor General del Estado, suspendido en sus funciones y preso en el penal federal de El Rinción, Roy Rubio Salazar, está buscando un acuerdo con las autoridades de la Fiscalía General del Estado para poder lograr su libertad, y para ello pretende declararse culpable, regresar 8 millones de pesos, renunciar a su encargo de la ASEN, y a su Fiat de Notario que le entregó el exgobernador Roberto Sandoval Castañeda.

Cómo recordaremos, el todavía Auditor General de Nayarit, enfrenta dos procesos penales; uno de ellos por amenazas y falsificación de documentos y otro más por peculado y ejercicio indebido de funciones.

Publicidad

En este último, la Fiscalía General lo acusó porque en su carácter de titular de la Auditoría Superior del Estado, dispuso para si de casi doce millones de pesos mediante una “nómina fantasma”.

Según las investigaciones que se lograron, Roy Rubio ordenó que se dieran de alta a varias personas como trabajadores de la ASEN sin que ellas tuvieran conocimiento, pues se aperturaron cuentas bancarias de nómina que él cobraba cada quince días.

En atención de una denuncia presentada por el licenciado Héctor Benítez encargado del

Publicidad

despacho de la ASEN, La Fiscalía General solicitó y obtuvo orden de aprehensión, el Juez de Control emitió en su oportunidad auto de vinculación a proceso.

Roy Rubio Salazar, actualmente es interno del CEFERESO del Rincón y ahora a través de sus representantes legales, solicitaron la celebración de una audiencia en la que el imputado reconocerá su culpabilidad, confesará la comisión de los delitos que se le imputan, aceptando reparar el daño ocasionado al patrimonio de la ASEN.

Estos hechos son inéditos en la república mexicana, ya que en otros estados las sentencias que se han obtenido por delitos similares además de ser unas cuantas, las sentencias son de algunos años.

(Con información de Francisco Sandoval Blasco)

 

Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?