Rodrigo González Barrios me convenció…

Si alguna duda tenía, cosa que no creo, pues Rodrigo me convenció de votar por Navarro Quintero y abonar a que el senador sea gobernador.
El autor de esta columna.
El convencimiento se dio así:
Naranjo habla a través de Rodrigo como ventrílocuo; eso para mí es significativo ya que ni Acosta o el Rodri son muy honorables.
Rodrigo siempre ha buscado «acomodarse» y no haya la manera de entrar en el corazón ni en el gobierno de Navarro, ahí no caben los pillos y por ello buscó al más inocente (por no decir más feo) y ese fue Peraza para así inciar su ataque.
Rodrigo impulsó la reforma educativa, más por compromi$o que por convicción, y yo no soy partidario de los hombres sin convicción.
Rodrigo encubrió las transas del Toro, él, fue el secretario de Polo e hizo que el documento de entrega-recepción se clasificara como reservado. ¿Qué habría ahí que no querían que se enterara nadie?
Rodrigo nunga dijo nada del fraude de las lámparas led o del gran negocio que le resultó el bulevar Bellavista. Ahí se fue mucho dinero del pueblo a muy pocas manos…
Tampoco habla de los moches recibidos en obra cuando fue diputado, se dice que hizo obra pública por todo el estado con su respectivo 30% en pago a sus servicios por lo del pacto por México.
Y por si esto fuera poco, no puedo confiar ni tolerar siquiera a esos que finjen atentados para atraer las cámaras y reflectores, eso ya es de locos…
Por último no me gusta ese café del ahora empresario chilindrón que bajo la máscara de la honorabilidad quiere manchar la imagen de un hombre íntegro.
Por eso el Rodri me convenció aun más, mi familia y yo vamos con Navarro Quintero.
La foto de Rodrigo con Manuel Peraza Segobia, va de regalo….

Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?