Reconoce Unidad Académica de Derecho de la UAN esfuerzo de alumnos sobresalientes

*El ex silbante mexicano Marco Antonio Rodríguez compartió su experiencia en las canchas de futbol y habló del compromiso que tienen árbitros y abogados con la legalidad y la justicia.

En el marco del 50 Aniversario de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) y por invitación de la Unidad Académica de Derecho, el exárbitro internacional Marco Antonio Rodríguez, ahora ya en retiro, compartió este miércoles con alumnos sobresalientes de Derecho de la UAN y sus familias la conferencia “Más allá de la letra”, en la que el silbante hizo un recuento de su actividad en las canchas de futbol, con un enfoque aplicado al compromiso y responsabilidad que como profesionales del derecho adquieren desde hoy aquellos que han decidido aplicar las leyes en beneficio de una sociedad más justa.

Teniendo como testigos de honor a la directora de Derecho de la UAN, Rocío Flores Velázquez, y a los dirigentes del SETUAN y la FEUAN, Francisco Haro y Aarón Verduzco, respectivamente, el popular “Chiquimarco” hablo de sus primeros años como arbitro en las canchas de “La chapule” y de la Ciudad de la Cultura, en Tepic, hasta su participación en tres campeonatos mundiales de futbol, y de las similitudes entre el arbitraje y el derecho, ambas disciplinas con una percepción histórica negativa pero también con amplias oportunidades para que la actividad que regulan se desarrolle en un ámbito de ética y legalidad.

Publicidad

En su oportunidad, la doctora Rocío Flores reconoció la amplia trayectoria de Marco Antonio Rodríguez, que si bien es cierto no nació en Nayarit, fue adoptado desde su adolescencia por esta tierra, a la que siempre ha demostrado un cariño especial, y hoy es un referente del arbitraje mexicano a nivel mundial. Destacó además la importancia de esta charla, que sirve de motivación para los jóvenes que ingresan a la carrera de derecho o quienes este lunes reiniciaron ya sus clases.

En este escenario, la Unidad Académica de Derecho entregó reconocimientos a los alumnos más sobresalientes, los que obtuvieron los promedios más altos en el ciclo que recién concluyó, en los diferentes grados de estudio de la licenciatura, tanto del sistema escolarizado como del semiescolarizado, acto mediante el cual se premió el esfuerzo en aulas y en las actividades complementarias de la carrera, como estímulo también para los alumnos de reciente ingreso y que han sido llamados ya “la generación del cincuentenario”.

Publicidad
Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?