Perdonan la cadena perpetua a Veytia, lo sentencian a 20 años de prisión

También tendrá que pagar un millón de dólares de multa. Sin embargo, el exfiscal de Nayarit podría salir entre 4 y 6 años más si tuviera una buena conducta.

La Corte de Nueva York ha dado una sentencia de 20 años de prisión a Edgar Veytia, a quien además le impusieron una multa de un millón de dólares por diferentes delitos relacionados con el narcotráfico.

La juez Carol Bagley Amon, quien preside la sala 10 D de la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York fue quien emitió sentencia contra el exfiscal General de Nayarit, Edgar Veytia.

Publicidad

Así pues, el que era brazo fuerte del exgobenrador Roberto Sandoval Castañeda, fue condenado a 20 años de prisión y cinco más en «vigilancia», luego de que el pasado 7 de enero se declaró culpable por delitos de narcotráfico internacional,  en violación del título 21 del Código de EU..

El exfiscal declaró ante la Corte:

“He tomado muy malas decisiones en mi vida pero estoy arrepentido”.

Publicidad

La juez le reconoció algunas buenas acciones del ex fiscal «como dar comida a los pobres» y, además, le aclaró que «aunque sus delitos alcanzan cadena perpetua, he tomado una decisión difícil».

De acuerdo con documentos de la Corte, Veytia comenzó su carrera criminal muchos años antes de su nombramiento como fiscal, en enero del 2013, misma que terminó el momento de su detención en febrero del 2017.

Edgar Veytia, dibujo del juicio.

También cabe recordar que el ex fiscal general de Nayarit, a inicios de este 2019, se declaró  culpable de cargos de distribución internacional de drogas en la corte federal de Brooklyn, Nueva York, tras las acusaciones contra él por conspiración para fabricar y distribuir heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana.

El exfiscal Veytia, actualmente tiene 48 años de edad,  tiene la nacionalidad estadounidense y mexicana y vivió de vez en cuando en San Diego, California. Fue arrestado en febrero del 2017, acusado de ayudar en el contrabando de drogas que iban hacía los Estados Unidos a partir de 2013.

En el momento de los hechos de los que se le acusa, el exfiscal era el principal oficial de la ley en Nayarit.

Los fiscales estadounidenses dicen que Veytia ayudó e instigó a los narcotraficantes que traían sus productos a Estados Unidos a cambio de sobornos.

También se alega que utilizó su posición para obstruir las investigaciones y procesamientos de narcotraficantes en México, incluida la liberación ilegal de los acusados y el bloqueo de la detención de otros traficantes.

El caso fue investigado por la DEA, el FBI y HSI como parte de las Fuerzas de Tarea de Ejecución de Drogas contra el Crimen Organizado (OCDETF).

El programa OCDETF es un grupo de trabajo federal multiagencia, que provee fondos federales suplementarios a las agencias federales y estatales involucradas en la identificación, investigación y enjuiciamiento de las principales organizaciones de narcotráfico.

La misión principal del programa OCDETF es identificar, interrumpir y desmantelar las organizaciones más serias de tráfico de drogas, tráfico de armas y lavado de dinero, y las principales responsables del suministro ilegal de drogas en la nación.

Según la Fiscalía y de acuerdo con las presentaciones judiciales y los hechos presentados durante el proceso de declaración de culpabilidad, desde enero de 2013 hasta febrero de 2017, Veytia usó su posición oficial como fiscal general del Estado para ayudar e instigar a las organizaciones de narcotráfico que operan en el estado mexicano de Nayarit a cambio de gratificaciones.

Veytia, que era responsable de las autoridades estatales mexicanas encargadas de hacer cumplir la ley y de  investigar delitos en Nayarit, por el contrario habría protegido las actividades de tráfico de drogas relacionadas con la distribución dentro de los Estados Unidos, según la versión del Gobierno de EU.

Sin embargo, estudiosos del derecho internacional ya han declarado que Edgar Veytia podría salir de prisión en unos 4 o 6 años más, tomando en cuenta que ya tiene recluido 2 años y medio y sí continúa con buen comportamiento dentro de la cárcel y, también, si hace trabajo dentro de la prisión.

En agosto pasado el Gobierno de Nayarit le retiró su permiso notarial.

 

Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?