Pedro Antonio Enríquez Soto con un pie en la cárcel, juez federal le negó amparo

*Podría ser detenido en cualquier momento por el escandaloso caso de procesos fraudulentos a derechohabientes del Infonavit. *Calculan su fortuna en cuando menos unos 300 millones de pesos. *Se sabe que con ese dinero mal habido viajaba cada fin de semana a Estados Unidos y Europa, donde se daba vida de rey.

El exmagistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Pedro Antonio Enríquez Soto, podría caer a la cárcel de un momento a otro debido a que un juez federal le negó el amparo para que no fuera detenido por el escandaloso caso de procesos fraudulentos que se llevaban a cabo contra derechohabientes del Infonavit.

Como recordaremos, el magistrado Pedro Enríquez Soto y su compañero Jorge Marmolejo (ahora preso en el CEFERESO 4 del Rincón), fueron acusados por la Fiscalía General de Justicia del Estado por, presuntamente, haber participado y construido una gran red de corrupción para despojar de sus viviendas a trabajadores que las habían adquirido vía Infonavit.

Publicidad

La Fiscalía del Estado al mando de Petronilo Díaz Ponce Medrano, encontró en sus investigaciones que tanto los magistrados mencionados como algunos jueces (uno preso), abogados, notarios y demás funcionarios, se amafiaron para llevar a cabo juicios rápidos,  sin notificar a la parte afectada, y así quitarles su vivienda.

Desde el inicio de este caso que ya tiene casi un año que salió a la luz pública, la Fiscalía General de Nayarit ha sostenido que son unas 60 mil personas las afectadas por esos juicios falsos que hicieron desde las altas cúpulas del poder judicial de Nayarit.

El asunto se ha tornado de carácter nacional que hasta el mismo Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se ha referido a él en varias ocasiones diciendo que habrá justicia para los que fueron abusados y castigo para quienes cometieron los ilícitos.

Publicidad

Así pues, Enríquez Soto, desde un inicio del caso solicitó amparos, primero para no ser retirado de su encargo por el congreso del estado, al que finalmente renunció, y luego, para que no lo detuvieran como le pasó a su cómplice Jorge Marmolejo.

Sin embargo, el juez tercero de distrito de materia penal con sede en Nayarit, le negó la protección de la justicia federal, y ahora sí, tendrá que enfrentar los cargos, tal vez, desde la prisión.

Por otra parte, se ha informado de manera extraoficial a Crítica Digital Noticias, que fue tanto el dinero que Pedro Enríquez Soto agarró de esos corruptos asuntos, como de  fuertes desvíos que se están investigando en el poder judicial, que su fortuna podría andar en unos 300 millones de pesos, dinero con el que se daba vida de rey viajando cada fin de semana a lugares como Nueva York, Londres, Miami, España y Sudamérica, cosa que también indagan las autoridades.

Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?