Max Muñoz se lava las manos y seguirá cobrando sus más de 100 mil pesos

Al final, con el erario se pagarán los daños ocasionados a las instalaciones y Muñoz De la Cruz seguirá cobrando intactos sus mas de cien mil pesos mensuales.

Max Muñoz, ombudsman estatal, emitió un posicionamiento respecto de la protesta efectuada en las instalaciones de la CDDH de Nayarit. Obviamente no se metió en líos; legitimó el enojo social y justificó las acciones llevadas a cabo porque son una forma de visibilizar las inconformidades, etcétera, etcétera; ya saben, la narrativa del socorrido librito de la corrección política para apaciguar las cosas.

Además, aviesamente, recurrió a una maniobra conocida como “desmarque”: se mueve de lugar, se pasa del lado de las manifestantes cuando el reclamo es en contra de la dependencia que él encabeza.

Publicidad

Y digo esto porque a pesar de que la manifestación fue precisamente en contra de la inoperancia de la CDDH de Nayarit, en el escrito se afirma que la institución comprende y comparte sus “justos reclamos y su molestia, disgusto o enfado ante la falta de respuestas por parte de las autoridades de procuración y administración de justicia.” Chingón.

Nada nuevo bajo el sol, ni siquiera la manida discusión en redes sociales a favor o en contra de la protesta. Al final, con el erario se pagarán los daños ocasionados a las instalaciones y Muñoz De la Cruz seguirá cobrando intactos sus mas de cien mil pesos mensuales, mientras que la CDDH de Nayarit, irónicamente, seguirá durmiendo el sueño de los justos (de los justos que no sufren de insomnio).

Publicidad
Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?