Hasta la vista, babies! Concluye temporada de ballenas en Riviera Nayarit

Los majestuosos gigantes marinos, nuestros más fieles visitantes, se despiden de la Bahía de Banderas luego de permanecer aquí durante más de 4 meses.

Todo sucede tan rápido que es difícil fotografiarlas bien. Sin embargo, saber que están ahí, que en cualquier momento pueden saltar o por lo menos mostrar su aleta dorsal, hace que el corazón de los espectadores se acelere y los ojos se abran al máximo escudriñando en el mar. ¡Qué suerte cuando al fin consiguen divisar a una ballena!

Así, como una cosa de suerte y al mismo tiempo como una de las mejores experiencias de la vida, describen los viajeros su encuentro con estos gigantes marinos en la Riviera Nayarit, a donde llegan cada año para aparearse después de un largo recorrido de más de 10, 000 kilómetros desde el Ártico.

Publicidad

En este destino turístico la temporada de avistamiento comienza generalmente a principios de diciembre y concluye a finales de marzo. Durante esas fechas es posible contemplar a las ballenas “jorobadas” —que es la especie que llega cada año a esta región— en su hábitat natural.

¡Hasta la vista!

El lunes 23 de marzo la temporada de ballenas concluyó de manera oficial en el estado de Nayarit, aunque algunos ejemplares se podrán seguir viendo hasta los primeros días del mes de abril, según datos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Publicidad

Si bien este periodo transcurrió con tranquilidad, se registraron algunos incidentes, como los temidos enmallamientos, que afortunadamente son atendidos oportunamente por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente de México (Profepa), el organismo encargado del cuidado y preservación del ambiente en todo el país, al igual que la inspección y vigilancia del cumplimiento de leyes para la protección ambiental.

Por otra parte, una vez más los prestadores de servicios demostraron ser grandes aliados para que esta actividad no extractiva y que genera importantes utilidades al destino, fuera exitosa al valorar la conservación de esta especie marina y lo que implica ofrecer un buen servicio al turista.

Romance en la bahía

Ya sea con tímidos coletazos o con saltos espectaculares que permite ver la mayor parte de su cuerpo por encima del mar, los cetáceos forman parte de un ritual en el que los machos “cortejan” a las hembras marcando su territorio, lo que puede durar horas e incluso días, como parte de un ciclo vital reproductivo de la especie.

Las ballenas son de gran tamaño por eso son llamados los “gigantes del mar”. Las hembras llegan a medir 15 metros y los machos 14.5 metros; las crías alcanzan aproximadamente 4.5 metros y pesan media tonelada al nacer.

Si están en tus planes conocer la Riviera Nayarit en tus próximas vacaciones, procura reservar tu boleto de avión entre diciembre y marzo, que son los meses ideales no solo para conocer de cerca a estos cetáceos, sino que representan la mejor temporada para visitar este paradisíaco destino, pues son los meses en que hace menos calor.

Existen varios negocios operadores de excursiones que ofrecen el servicio para el avistamiento de estos mamíferos marinos e implica también la participación de personal conocedor de la vida y hábitos de estos.

Se pueden realizar recorridos desde Nuevo Vallarta, Bucerías, Punta de Mita, Sayulita y Rincón de Guayabitos, y a lo largo de toda la costa hasta San Blas. Un recorrido tradicional usualmente toma entre 2 y 4 horas y es uno de los más buscados, tanto por locales como por los visitantes.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Crítica Digital Noticias. Todos los derechos reservados. Copyright 2023.

Publicidad

Noticias relacionadas...

¿Qué te parece esta noticia?