Fallece el cantante Pablo Milanés, uno de los fundadores de la Nueva Trova Cubana

Estaba siendo atendido por un severo cuadro de infecciones.

El cantautor cubano Pablo Milanés murió en la noche del lunes a los 77 años tras permanecer ingresado en Madrid durante más de una semana, informaron medios oficiales.

Milanés, una de las voces más reconocidas de la música cubana, fue el fundador y artífice del sonido de la Nueva Trova junto a otros reconocidos artistas como Silvio Rodríguez y Noel Nicola.

Publicidad

Autor de clásicos como “Yolanda“, Milanés publicó más de 40 discos a lo largo de su carrera y obtuvo, entre otros, el Premio Nacional de Música de Cuba y el Grammy Latino a la Excelencia Musical.

¿Quién fue Pablo Milanés, cantante cubano?

Pablo Milanés Arias, afamado compositor, cantante, guitarrista y cantautor cubano, fue reconocido por ser uno de los fundadores, junto a Silvio Rodríguez y Noel Nicola, de la Nueva Trova Cubana.

Publicidad

Milanés nació el 24 de febrero de 1943 en Bayamo, Cuba, y cuando tenía seis años, su madre, Conchita Arias, observó en él una sensibilidad especial para la música, por lo que le compró una guitarra, y juntos se trasladaron a La Habana para que realizara sus estudios.

Años más tarde, esta decisión fue agradecida en público por el cantautor, con la dedicatoria de su primer disco en el que expresa: “A mi madre, que me obligó a cantar”.

A los 13 años se enroló con su primer grupo, sin embargo, el verdadero inicio de su carrera profesional fue en 1959, a los 16 años, cuando ingresó al Cuarteto del Rey, que interpretaba temas espirituales y blues.

Para 1962 se integró a Los Bucaneros, y en 1965, con la canción Mis 22 años, considerada el punto más claro de contacto con la Nueva Trova, Pablo mostró el inicio de una propuesta novedosa para la música cubana vigente hasta entonces.

Durante varios años, Milanés estudió composición, armonía, contrapunto y orquestación, como discípulo de los maestros Leo Brouwer, Federico Smith y Juan Elosegui.

En 1968 Milanés perteneció al Centro de la Canción Protesta de la Casa de las Américas, y desde 1972 fue parte fundamental del Grupo de Experimentación Sonora (GES), génesis del movimiento de la Nueva Trova cubana.

Tal estilo ha sido englobado en lo que se conoce como “Feeling”, un género que ensambla elementos universales con formas eminentemente criollas.

Entre sus primeros trabajos discográficos destacan Versos de José Martí (1973), Pablo Milanés (1976), No me pidas (1976), Aniversario (1977), Años (1980), Filin (1981), Entre amigos (1982), Yo me quedo (1982) y El guerrero (1983).

Considerada muy alejada del “arte popular”, la Nueva Trova estaba integrada por músicos isleños que mostraban un costado más lírico que la canción de protesta latinoamericana, y en lo musical parecían más cercanos al “folk” estadounidense y a Bob Dylan, que al son o la guajira.

Pese a las reticencias que hubo en un principio, las canciones de la trova y sus intérpretes ganaron lugar en el resto del continente. Milanés recorrió diversos géneros de la música popular cubana, en especial el son, y fue tomado como modelo por diversos cantautores.

La discografía de Milanés está compuesta por Comienzo y final de una verde mañana (1985), Buenos días América (1987), Proposiciones (1988), Identidad (1990), Plegaria (1996), Vengo naciendo (1999), Pablo querido (2002) y La más completa colección (2003).

Es autor de temas que se han ganado su lugar entre los clásicos, como El primer amor, El amor de mi vida, Jacaranda, Para vivir, Nostalgia, De qué callada manera e Identidad, entre otros.

Además, ha creado música para diversos documentales y series de televisión y sus canciones se caracterizan por su altura poética y melodías de excepcional sensibilidad.

Numerosos artistas han grabado sus canciones o cantado con él en conciertos o discos, como Silvio Rodríguez, Joaquín Sabina, Tania Libertad, Simone, Soledad Bravo, Manuel Mijares, Amaya Uranga, Ana Belén, Joan Manuel Serrat, Víctor Manuel y Miguel Ríos, por mencionar algunos.

Milanés es reconocido como una de las voces más representativas de la canción latinoamericana, así como por su sencillez al hablar y su facilidad de expresar sentimientos, además de su compromiso con los explotados y las causas justas.

En septiembre de 2005 cantó por primera vez junto a una de sus hijas, Haydeé, en La Habana, y bromeó al calificar el concierto como “Una Cumbre Milanés”.

Recibió además el Premio Nacional de Música, en Cuba, lo que agradeció, pero consideró que el mejor de los galardones es la confianza y el cariño de su público.

En 2006, en declaraciones a la prensa costarricense, el prolífico compositor aseguró que pese a que algunas veces ha pensado en retirarse, no lo ha hecho porque “nació” y “morirá” para cantar.

Ese mismo año, realizó una gira por diversos países de América, en la que promocionó Como un campo de maíz con el cual obtuvo el Grammy Latino al Mejor Cantautor.

En marzo de 2007, el escritor colombiano, Gabriel García Márquez, colocó al trovador cubano la medalla Haydeé Santamaría, que otorga la prestigiosa institución cultural Casa de las Américas.

En 2010, ofreció diversos conciertos por América. En Argentina se retiró del escenario apenas 35 minutos después de haber comenzado el concierto por problemas de salud.

Entre agosto y septiembre de 2011, el intérprete realizó una gira por Estados Unidos.

En 2012 el artista suspendió su tour musical Proposiciones por España, por motivo de salud.

Después de casi seis décadas de trayectoria, Milanés lanzó en 2013 su producción Renacimiento, en la que expone sonidos cubanos con música barroca, fusionándolos con el guaguancó y el son cubano, entre otros géneros.

Descanse en Paz, Pablo Milanés Arias.

En 2014, inició una gira para promocionar dicho material discográfico en Puerto Rico, luego recorrió Centroamérica y América del Norte.

La gira, cuyo título fue homónimo al disco y con la que Milanés regresó a la escena musical, está conformada por más de 60 conciertos y ha recorrido países como Argentina, España, México y Uruguay.

También en 2014, grabó varios temas de rock con la banda cubana, Tesis de Menta, con la que ha reversionado canciones emblemáticas de agrupaciones como Crosby, Stills & Nash y de otros exponentes de la música folk y rock estadounidenses.

En ese año se realizó en La Habana, Cuba, un concierto dedicado a homenajear al artista con motivo de su cumpleaños 72, con el título Pablo Milanés, Bel Canto.

Con arreglos del pianista y cornetista Elio Hernández Rojas, creados especialmente para la ocasión, y bajo la dirección de Helson Hernández, participaron las sopranos Milagros de los Ángeles, Ivette Betancourt, Alioska Jiménez y Cristina Rodríguez. 

También la mezzosoprano Laura Ulloa, el tenor Bryan López, los barítonos Eleomar Cuello e Ián Sánchez, además de la violinista Camila Martel, Beatriz Batista al piano, y la violista Anolan González. 

En 2015, celebró una gira por Europa, en la que además de sus éxitos interpretó temas de Renacimiento, su nueva producción.

El cantautor ofreció un concierto en el Reino Unido, donde interpretó los éxitos más reconocidos de su trayectoria.

Durante 2017, se presentó en la Ciudad de México en la inauguración del festival Chapultepec.dd

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Crítica Digital Noticias. Todos los derechos reservados. Copyright 2022.

Publicidad

Noticias relacionadas...

¿Qué te parece esta noticia?