‘En rodilla’ de lucha por George Floyd

Más muestras de apoyo se siguen sumando de todo el mundo en contra del racismo luego de lo que sufriera George Floyd en Estados Unidos.

Mientras que los jugadores del equipo de futbol Liverpool de la Liga Premier Inglesa realizaron una protesta durante un entrenamiento por los lamentables hechos de racismo ocurridos en Mineápolis, Estados Unidos, la Federación Alemana de Futbol aseguró que impondrá sanciones a jugadores que mostraron su apoyo a la causa del fallecido George Floyd.

Los jugadores de Liverpool se arrodillaron en el círculo central del estadio Anfield en un gesto de solidaridad tras la muerte de Floyd.

Publicidad

La imagen de los 29 futbolistas del equipo que lidera la Liga Premier inglesa y vigente campeón de Europa fue captada durante un entrenamiento. Fue difundida en las redes sociales de los futbolistas, con las frases “La unión hace la fuerza” y “Black Lives Matter” como pies de foto.

Virgil van Dijk, Trent Alexander-Arnold y el capitán Jordan Henderson estuvieron entre los que difundieron la foto, retuiteada en la cuenta oficial del club. Liverpool tiene como dueño al Fenway Sports Group, compañía estadounidense que controla a los Medias Rojas de Boston del beisbol estadounidense.

Floyd, un afroestadounidense, falleció cuando un policía de raza blanca en Minneapolis apretó su cuello con la rodilla durante varios minutos, incluso después que Floyd ya no se movía y clamaba por respirar.

Publicidad

La muerte de Floyd desató una oleada de protestas en Estados Unidos y ha retumbado en el mundo del deporte y el futbol.

Cuatro jugadores se manifestaron durante el fin de semana en la Bundesliga de Alemania, la primera liga de importancia en reanudar actividades durante la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, la Federación Alemana de futbol defendió su facultad para imponer sanciones a esos cuatro jugadores.

La DFB (las siglas en alemán de la federación) también afirmó que la amonestación a Jadon Sancho por quitarse la casaca para mostrar una camiseta estampada con la frase “Justicia para George Floyd” no tenía nada que ver con el mensaje. La tarjeta amarilla obedeció a que el delantero inglés de 20 años quebrantó una regla que establece que los jugadores que celebren un gol sacándose sus camisetas o poniéndolas por encima de la cabeza deberán ser sancionados por “conducta antideportiva”.

Achraf Hakimi, de 21 años y compañero de Sancho en el Borussia Dortmund, también mostró el mismo mensaje al anotar en el mismo partido el domingo. Pero no fue sancionado porque no levantó la casaca por encima de su cabeza.

El comité disciplinario de la DFB investigará los gestos de ambos, así como los de Weston McKennie, volante de 21 años que juega en el Schalke, y de Marcus Thuram, atacante francés de 22 años del Borussia Mönchengladbach, para determinar si los cuatro quebrantaron la reglamentación que prohíbe a un jugador manifestar “consignas políticas, religiosas o personales”.

McKennie fue el primero en pronunciarse cuando mostró el cintillo con la frase “Justicia para George” en su brazo izquierdo el sábado.

Thuram, por su parte, se arrodilló el domingo tras anotar un gol en la victoria del Gladbach sobre el Union Berlín.

Acto seguido, Sancho y Hakimi se manifestaron en el cierre de la jornada dominical.

El presidente de la DFB, Fritz Keller, dijo que respeta y comprende los gestos de McKennie, Thuram, Sancho y Hakimi.

“Si la gente es discriminada por el color de su piel, eso es intolerable. Si mueren por el color de su piel, eso me golpea fuertemente”, dijo Keller en un comunicado. “Las víctimas del racismo necesitan que todos nosotros seamos solidarios”.

Keller recordó que han sostenido reuniones con víctimas de discriminación y representantes de organizaciones que han enfrentado hostilidad antisemita, antimusulmana o racial. Añadió que la DFB y el futbol alemán ha dejado en claro que rechaza todo acto de racismo, discriminación y violencia.

Anthony Ujah, exdelantero del Mainz, recibió una advertencia de la DFB en 2014 por las expresiones políticas que planteó al mostrar una camiseta con el nombre de Eric Garner y las palabras “no puedo respirar” y “justicia” en referencia a la muerte de Garner a manos de un policía de Nueva York que lo sujetó con una técnica prohibida de estrangulamiento.

Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?