COLUMNA REDESCUBRIENDO: Las redes sociales y los jóvenes

*La tendencia en la sociedad en la que se vive es involucrar a la mayoría de las personas a utilizar estas herramientas, las cuales, sin duda, otorgan una cantidad inmensa de beneficios comunicativos; pero también pueden generar diversos riesgos...

Los avances de la tecnología y el uso de las herramientas electrónicas para la realización de diversas tareas son el sello de la modernidad comunicativa actual. La tendencia en la sociedad en la que se vive es involucrar a la mayoría de las personas a utilizar estas herramientas, las cuales, sin duda, otorgan una cantidad inmensa de beneficios comunicativos; pero también pueden generar diversos riesgos, en los que a veces los padres no se sienten preparados para afrontar. El desarrollo acelerado de las TIC’s  -Tecnologías de la Información y la Comunicación- (son todos aquellos recursos, herramientas y programas que se utilizan para procesar, administrar y compartir la información mediante diversos soportes tecnológicos, tales como: computadores, “tablets”, teléfonos móviles, televisores, reproductores portátiles de audio y videos o consolas de juego) y la necesidad de permanecer comunicados hace que la mayoría de las personas cuenten con al menos un aparato electrónico que es usado de manera habitual; no solamente con fines de trabajo, sino también con fines sociales y de esparcimiento.

Los primeros atraídos por estas nuevas tecnologías son los jóvenes, sin embargo, personas de cualquier edad cada vez más hacen uso de ellas. Es común que para entretener a un pequeñito que apenas empieza a conocer el comportamiento social, sus padres le faciliten una “tablet” para jugar o ver una película, y así evitar cualquier tipo de incomodidad que genere el pequeño mientras se hace alguna actividad doméstica. Los jóvenes son los usuarios que no pueden prescindir de permanecer “conectados” en todo momento, pues en su necesidad de socializar, trabajar y divertirse se vuelven asiduos participantes de los medios de comunicación. Melvin Kranzberg, (2006) historiador de la tecnología, explica: “la tecnología no es ni buena ni mala en sí misma”.Esto puede resultar confuso, sin embargo, se pueden identificar los beneficios y los estragos que el uso excesivo puede traer a los usuarios, sobre todo, a los más jóvenes. Sin duda, existen beneficios y riesgos relevantes que el uso del internet conlleva para las personas, y por consiguiente a las familias.

Publicidad

Sin duda, el uso de las redes sociales trae consigo beneficios y riesgos importantes que con el uso desmedido puede representar alteraciones significativas para la dinámica familiar y el comportamiento de quienes las usan. Entre los beneficios, se destacan los siguientes:

• Rapidez. Se pueden realizar un sinnúmero de actividades de una manera más eficaz y con ayuda de herramientas que sintetizan los procedimientos para llegar de una manera más rápida a resultados. Cada vez se desarrollan más y más aplicaciones que pueden hacer la vida más fácil.

• Portabilidad. Con respecto a la comunicación los “smartphones” o teléfonos inteligentes han permitido que en un pequeño bloque, que se puede transportar hasta en la bolsa de una camisa, se puede llevar al mismo tiempo un teléfono, una computadora, una agenda, un radio, una televisión, una cámara, un escáner, un GPS, un termómetro, y otras tantas cosas más, según el usuario pueda requerirlo.

Publicidad

• Socialización. Las comunicaciones también se han visto favorecidas en las relaciones sociales, los ‘mensajes’ usados de manera individual o grupal, permiten comunicarse con las personas que también sean usuarias de esas aplicaciones; se pueden transmitir texto, voz, fotos y video, en cuestión de segundos.

• Acercamiento. Las familias actualmente viven una vida muy acelerada, las múltiples actividades, la distancia y el tráfico hacen que los tiempos de convivencia y que los momentos con la familia y amigos sean más cortos o en ocasiones hasta imposibles, y estas nuevas herramientas permiten “acercarse” y poder hacer partícipes a padres, tíos, hijos, abuelos o primos, del diario vivir.

• Aprendizaje. Las TIC’s están modificando la educación escolar desde dentro. En la actualidad dichas tecnologías se han incorporado al proceso enseñanza-aprendizaje provocando una nueva modalidad de aprender en línea o para ser más específicos, la creación de los nuevos entornos virtuales, que no son otra cosa más que plataformas educativas diseñadas para estudiar.

Entre los riesgos, se pueden mencionar los siguientes:  

• Distanciamiento. El uso de la tecnología es amplio y en muchas ocasiones interrumpe las actividades cotidianas.

• Adicción. Los más jóvenes son los que pueden tener mayor riesgo en el uso de la tecnología. La falta de autodominio y prudencia hace que el tiempo invertido sea desmedido y la manera de actuar digitalmente los lleve a tener un comportamiento que no sea el más adecuado para favorecer sus relaciones sociales.

• Se plantean varios riesgos a los cuales los jóvenes son mayormente expuestos como puede ser el “ciberbulling”, “el sexting”, “el groming”, la pornografía, los riegos financiaros, entre otros. La realidad que se vive en esta “era digital” es de tomar a consideración, ya que en la actualidad los padres de familia no realizan una serie de actividades entorno a la regulación de tiempo y uso de los diferentes aparatos que tienen sus hijos, sistemáticamente.

Hasta la próxima. Terapeuta Familiar y Conferencista. Consultas Celular 323 124 42 71.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Crítica Digital Noticias. Todos los derechos reservados. Copyright 2022.

Publicidad

Noticias relacionadas...

¿Qué te parece esta noticia?