Biden: “Estoy harto y cansado de esto. Tenemos que actuar”

El presidente Joe Biden, visiblemente emocionado, condena la masacre de Uvalde y pide actuar frente al lobby de la industria de las armas.

El presidente Joe Biden pidió enfrentarse al lobby de la industria de las armas tras la matanza en un colegio de Uvalde, Texas, que de momento ha dejado 19 niños y dos adultos muertos. “¿Por qué aceptamos vivir con esta clase de masacres? ¿Por qué dejamos que esto siga sucediendo? Es hora de que transformemos este dolor en acción”, dijo en un mensaje a la nación.

Biden, que regresó de un viaje de 17 horas de avión desde Asia, lamentó tener que volver a enfrentarse con una situación así como presidente. “Otra masacre en un colegio de primaria de Texas. Niños preciosos, inocentes”, claramente visiblemente emocionado. “Estoy harto y cansado de esto. Tenemos que actuar . Y que no me digan que no podemos tener un impacto en estas carnicerías”, además de reclamar “coraje” para enfrentarse a la poderosa industria de las armas y sus beneficios multimillonarios.

Publicidad

El presidente estadounidense se preguntó “por qué esta clase de matanzas casi no suceden en ninguna otra parte del mundo. ¿Por qué?”, ​​naciones donde también existen los “problemas mentales, las disputas domésticas, donde la gente está perdida”, pero que no tienen que lidiar con estas situaciones de forma tan frecuente como en la primera potencia mundial. “Perder un hijo”, dijo, “es como si te arrancaran el alma, un agujero en el pecho que sientes que te traga y del que no puedes salir, que te sofoca”.

Biden recordó la masacre en el colegio Sandy Hook de Connecticut hace casi 10 años, cuando un joven de 20 años acabó con la vida de 25 personas, 20 de ellos niños pequeños. Desde entonces, señaló, se han producido 900 tiroteos en colegios, enviando un claro mensaje a los legisladores para actuar y endurecer las leyes de venta de armas a nivel federal.

Salvador Ramos, el asesino de niños y maestras.

Desde el avión presidencial, Biden ordenó que ondearan la banderas a media asta por las víctimas, una tragedia que provocó la reacción inmediata de la vicepresidenta, Kamala Harris. “Ya basta”, indicó la californiana. “Nuestros corazones se siguen rompiendo. Tenemos que actuar”, en la misma línea que el presidente.

Publicidad

CONDENA POLÍTICA

El tiroteo este martes ha recibido la condena de la clase política estadounidense, con los demócratas intentando resucitar el eterno debate sobre el control de armas y los republicanos evitando tocar el tema.

“¿Qué estamos haciendo? Tenemos más tiroteos masivos que días tiene el año. Nuestros hijos tienen miedo cada vez que ponen un pie en el aula por si son los siguientes. ¿Qué estamos haciendo?”, lamentó el senador demócrata Chris Murphy con la voz rota durante el pleno, poco después de saberse la noticia.

El representante de Connecticut, cuyo emotivo discurso tuvo un amplio eco en redes y televisiones, subrayó que tal cantidad de tiroteos en escuelas “solo ocurre” en Estados Unidos y que estas tragedias “no son inevitables”.

Y es que el Congreso de Estados Unidos lleva más de dos décadas sin limitar significativamente la posesión de armas, protegida en la segunda enmienda de la Constitución.

Un infierno de nuevo.

En ese sentido, la excandidata presidencial demócrata y exsecretaria de Estado Hillary Clinton reclamó que haya más “legisladores dispuestos a detener el flagelo de la violencia armada en Estados Unidos”.

“Los pensamientos y las oraciones no son suficientes. Después de años de no hacer nada, nos estamos convirtiendo en una nación llena de gritos de angustia”, declaró en redes sociales.

Por su parte, el congresista demócrata Dean Phillips dijo en redes sociales que posee un arma, pero afirmó que los padres fundadores del país “no concibieron esta carnicería cuando escribieron la Constitución”.

Desde las filas republicanas también hubo condenas por la matanza, pero sus principales líderes evitaron referirse al debate por el control de las armas.

“Horrorizado y desconsolado por la repugnante violencia contra alumnos en Uvalde, Texas. Todo el país está orando por los niños, las familias, los maestros y el personal”, apuntó en redes el líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell.

La policía abatió al loco muchacho que realizó el tiroteo en Texas.

El propio gobernador de Texas, el conservador Greg Abbott, quien informó de la matanza, calificó esta tragedia de “crimen sin sentido”.

Mientras, Ted Cruz, senador republicano por Texas, afirmó que estaba orando por los menores y sus familias, y agradeció el trabajo “heroico” de las autoridades que acudieron al lugar del tiroteo.

Al menos 18 niños y un profesor murieron este martes después de que un joven de 18 años entrara en una escuela de primaria en Uvalde (Texas) y abriera fuego contra sus víctimas.

El agresor, cuyas motivaciones todavía se desconocen, fue abatido más tarde por la policía.

NOTAS RELACIONADAS:

Sube a 21 el número de víctimas por la masacre en Texas

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Crítica Digital Noticias. Todos los derechos reservados. Copyright 2022.

Publicidad

Noticias relacionadas...

¿Qué te parece esta noticia?