A la policía municipal les darán recursos sólo por resultados

Para el 2020, el Gobierno se López Obrador ha decidido que el beneficio del dinero del Fortaseg llegará sólo si los municipios registran avances. En dos años desviaron 194 mdp: ASF

La seguridad pública del país tendrá nuevas reglas de financiamiento, debido a que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó anomalías y desvíos por 194 millones de pesos de los recursos federales aportados a los municipios en dos años.

Estas nuevas reglas de distribución del Subsidio para el Fortalecimiento del Desempeño en Materia de Seguridad Pública (Fortaseg) premiará a los municipios con resultados en la materia y cambiará -con el retiro- a los que no registren avances o por malversar fondos.

Publicidad

“La idea de Fortaseg es que se dirija a los estados y municipios con mayores resultados, es decir, que no vaya dirigido a los municipios con mayor violencia, para no tener la regresión que observamos en algunas regiones, como Tijuana, por ejemplo, que habiendo tenido algunos resultados, hoy está otra vez en crisis“, reveló el secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Leonel Cota.

En entrevista con El Heraldo de México, explicó que el Fortaseg “estaba muy disperso, vamos a tratar de concentrarlo a las 50 regiones principales del país y dedicarlo a lo que corresponde: el mejoramiento de las corporaciones y de los policías del país. Lo importante es que el recurso que tengamos se dirija bien”, acotó.

Publicidad

La ASF detectó el desvío de estos recursos por un monto de 194.4 millones de pesos en dos años, de esos, 145.4 mdp corresponden a la Cuenta Pública de 2016 y 49 mdp a la de 2017.

De la fiscalización realizada a los recursos del Fortaseg, la problemática más recurrente fue la falta de documentación de los bienes y servicios que compruebe que los recursos se ejercieron como lo establece la normativa, el incumplimiento de contratos en la entrega y prestación de servicios.

En el periodo auditado, las principales irregularidades fueron: 56.1 mdp por falta de documentación justificativa o comprobatoria del gasto; 45.8 mdp por transferencia de recursos a otras cuentas bancarias; 25.8 mdp por recursos o rendimientos financieros no ejercidos o sin ser reintegrados a la Tesofe y 24.9 mdp por bienes adquiridos no localizados.

El subsidio se ha reducido año con año, en 2018 el monto para los municipios del país fue de 4 mil 921 millones, mientras que en 2019 el recurso asignado se redujo 20.13 por ciento, para quedar en 3 mil 930 millones.

Para el ejercicio fiscal de 2020 se prevé otra disminución, ahora de 23.68 por ciento, pues se destinarán apenas 3 mil millones de pesos.

En 2019, a 71 municipios del país se les retiró este subsidio, pero fueron incorporados otros 23, de acuerdo con un informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Esta decisión de redireccionar los apoyos federales es parte del análisis que, desde el gabinete de seguridad federal, se está dando, por el cambio del nuevo modelo policial.

En esta discusión también se debaten la nueva participación, en la impartición de justicia, de los Ministerios Públicos y de un nuevo enfoque de los exámenes de confianza de los policías.

Ernesto Roger Munro, alcalde de Puerto Peñasco, Sonora, uno de los municipios a los que les retiraron este subsidio, dijo a El Heraldo de México, que, si el gobierno federal detectó anomalías en el uso de estos recursos, se finquen responsabilidades, pero no se debe castigar a todos los municipios.

Criticó que esta política de distribución se aplique de forma discrecional y podría tener consecuencias como el aumento de la delincuencia.

Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?