Netflix nos recuerda que el Mayo Zambada, el capo más buscado, sigue libre

Ismael “El Mayo” Zambada tomó el control del Cártel de Sinaloa, pero, a diferencia de El Chapo, jamás ha ido a prisión en 50 años de vida criminal.

El Mayo Zambada es (y ha sido durante décadas) una de las figuras más importantes en el negocio de la droga en México, pero, a diferencia de otros capos poderosos, él jamás ha estado en prisión y, a pesar de que lleva más tiempo que nadie en el negocio, ha mantenido una postura de bajo perfil que, hasta ahora, ha sido parte de lo que evita que logren atraparlo.

La historia de El Mayo Zambada, no es tan popular como la de otros criminales famosos (o más bien infames), pero ha llamado la atención de las autoridades internacionales por un largo tiempo, lo que lo llevó a estar en la lista de los hombres y mujeres más buscados del mundo por el FBI.

Publicidad

La historia de este relativamente misterioso capo de la droga es ahora una de las que se muestran en la nueva serie documental de Netflix, World’s Most Wanted, en la que nos presentan una serie de casos de hombres y mujeres que, a pesar de haber cometido actos terribles públicamente, se las arreglaron para conservar su libertad y mantenerse un paso adelante de la justicia.

Al convertirse en el líder del Cártel de Sinaloa, uno de los más poderosos del mundo, El Chapo Guzmán fue el capo de las drogas más famoso (y una figura clave del narco en México) y uno de los criminales más buscados, pero después de ser detenido y llevado a juicio en 2018, uno de sus abogados aseguró que él no era no era el hombre que lo controlaba todo detrás de la cortina (como el extravagante “mago” en El Mago de Oz), sino que había sido la víctima de una especie de conspiración diseñada para mantener al verdadero jefe protegido y lejos de los ojos curiosos (aka la justicia).

Este jefe del que el abogado del Chapo hablaba era nada más y nada menos que Ismael “El Mayo” Zambada.

Publicidad

Uno de los problemas con el caso del El Mayo es que, a diferencia del caso del Chapo (del que existen decenas de documentos y reportes que documentan cada una de sus actividades delictivas) la mayor parte de sus actividades y operaciones son desconocidas, y aunque se sabe que tomó el control del “negocio” después del Chapo, no hay muchos registros de su papel en el submundo criminal.

Se sabe que El Mayo Zambada debe tener unos 74 años en la actualidad, pero hay muchas dudas que no se han podido resolver y nadie se puede explicar como alguien que controla una de las organizaciones criminales más poderosas pude hacerlo sin llamar demasiada atención.

El Mayo Zambada nació en 1948 en una pequeña ciudad de Sinaloa y, de acuerdo con los rumores, se inició en el negocio de las drogas cuando tenía solo 16 años. El Mayo empezó desde abajo y poco a poco fue creciendo hasta llegar al Cártel de Guadalajara, fundado por el infame Miguel ángel Félix Gallardo, que fue una pieza clave en la escena de las drogas de los años 80 y llegó a controlar casi todo el tráfico entre México y Estados Unidos (puedes ver más de eso en la serie Narcos: México, que presenta a algunas de las figuras clave de esta historia).

Cuando Félix Gallardo fue arrestado, su poderoso imperio se dividió y más cárteles fueron apareciendo, siendo el de Sinaloa uno de los más poderosos, y se cree que tanto El Chapo, que fue juzgado en Estados Unidos y actualmente se encuentra en prisión, como El Mayo fueron los responsables de su creación. El cártel construyó su propio imperio ilegal y Zambada se fue volviendo más poderoso, transportando cargamentos de Colombia y Panamá a Estados Unidos desde puntos clave en México.

De acuerdo con algunos expertos, el crecimiento del cártel en los años 90 se debió principalmente a las alianzas que El Mayo ayudó a crear con otros miembros del viejo Cártel de Guadalajara, lo que incluso lo llevó a quedarse con una parte del Cártel de Juárez después de la muerte de Amado Carrillo Fuentes. También se dice que El Mayo Zambada, que ha estado en el negocio más tiempo que el resto, se encargó de crecer el negocio mientras El Chapo estuvo en prisión entre 1993 y el 2001, y fue él quien organizó su escape.

El State Department de Estados Unidos dijo que «A fines de la década de 1990, Zambada surgió como uno de los narcotraficantes más fuertes en México” y finalmente fue acusado en 2003, pero Zambada, que ha sido un criminal buscado desde los 90, desapareció del mapa antes de que pudieran atraparlo.

El gobierno de Estados Unidos ofrece una recompensa de 5 millones de dólares por información que pueda llevar a su arresto, pero no han recibido ninguna pista útil y se cree que El Mayo Zambada, quien se cree que está escondido en las montañas, sigue controlando el negocio desde una locación no identificada.

«He estado en esas montañas y es muy difícil capturar a alguien», dijo el ex jefe de operaciones internacionales de la DEA Mike Vigil a Bloomberg en 2018. «Mayo Zambada es uno de los narcotraficantes más astutos que México ha generado».

En una rara entrevista de 2010, El Mayo afirmó que el ejército mexicano se había acercado a él varias veces, pero pudo escapar gracias a su conocimiento del campo. Pero si hubieran tenido más éxito, El Mayo, quien dijo que vive «en pánico» de ser encarcelado, probablemente no se entregaría vivo. «No sé si tendría las agallas para matarme» si fuera capturado, dijo al medio, según Los Angeles Times. «Quiero pensar que sí, me mataría». Al preguntarle si cree que alguna vez lo atraparán, El Mayo respondió: «En cualquier momento, o nunca».

 

Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?