Hallan decenas de cadáveres en camiones de mudanzas en Brooklyn

Decenas de cadáveres fueron almacenados por una funeraria en camiones de mudanza en el distrito de Brooklyn de la ciudad de Nueva York.

La policía de esa ciudad inició una investigación de los hecho tras recibir, desde el pasado miércoles, llamadas de vecinos que se quejaron por el mal olor proveniente de los vehículos de la cadena U-Haul, estacionados enfrente de la funeraria.

De acuerdo con el reporte de la prensa y la televisión estadunidense, los agentes descubrieron los cadáveres en estado de descomposición.

Publicidad

Los policías descubrieron al personal de la funeraria sacando cuerpos de los camiones de mudanza para luego tratar de ubicarlos en un camión refrigerador o morgue móvil.

El alcalde Bill de Blasio describió este jueves el descubrimiento de los cuerpos como una situación horrible e inaceptable.

“Las funerarias tienen una obligación con las personas a las que sirven para tratar a los muertos con dignidad. No tengo idea de cómo podrían permitir que esto sucediera”, dijo en declaraciones citadas por The New York Times.

Publicidad

De acuerdo con el noticiero de la cadena ABC, citando a fuentes de la policía, dos remolques sin refrigerar en el exterior de Andrew T. Cleckley Funeral Services contenían cada uno 50 cuerpos. Otros medios mencionaban un total de entre 50 y 60 cadáveres.

Posibles víctimas de covid-19

Los cadáveres habrían estado en los camiones durante más de una semana, en estado de descomposición en algunos casos. Agentes policiacos suponen que podrían ser víctimas de covid-19.

La televisora citó a un portavoz de la funeraria, quien dijo que debido a la cantidad de muertes por el coronavirus se han quedado sin espacio en el interior del establecimiento.

El propietario, Andrew T. Cleckley, dijo en una entrevista que, como otros directores de funerarias en Nueva York, había estado abrumado por la implacable marea de cuerpos durante la pandemia.

Hospitales y funerarias usan camiones refrigeradores para mantener los cuerpos en buen estado mientras las familias esperan para poder enterrar a sus seres queridos, en lugar de tener que incinerar los cuerpos o que la ciudad disponga de ellos si no son reclamados.

Los directores de funerarias se han visto atrapados entre la avalancha de cuerpos que salen de los hospitales y hogares de ancianos y los atrasos que les impiden incinerar o enterrar a las personas rápidamente, explica el NYT.

Las autoridades aclararon que la funeraria Cleckley no ha cometido ningún crimen, según el reporte de la cadena NBC. Sin embargo, señalaron que se inició la investigación por la cantidad de cuerpos almacenados sin refrigeración.

Este jueves, la ciudad de Nueva York ya rebasó los 18 mil decesos por el coronavirus según la Universidad Johns Hopskins.

Publicidad

¿Qué te parece esta noticia?